4 Maneras fáciles de planear financieramente el venir de un bebé
  • Tener un bebé puede ser el sueño de mucha gente, pero se engaña quien cree que no necesita planearse financieramente. Hay situaciones en las que el embarazo es inesperado y, por lo tanto, el tiempo para prepararse es más corto, pero aún así requerirá alguna preparación, aunque esta preparación comience tan pronto como sepan que están embarazados.

  • Para aquellos que son más precavidos, cuando deciden que ha llegado la hora de aumentar la familia, ya deben tener un plan de acción que cuida del lado financiero.

  • Tener un bebé implica en muchos gastos con ajuar, pañales, leche, medicinas, escuela, etc.

  • Si la pareja hace una planificación financiera consciente podrá aprovechar ese momento mágico sin mayores preocupaciones con la cuestión financiera.

  • Cuando no hay planificación y se va viviendo como dijo el sambista Zeca Pagodinho "deja la vida llevarme",puede ser que algunas situaciones negativas ocurran y la pareja acaba por dejar de disfrutar preciosos momentos por problemas financieros.

  • Es importante señalar que durante el embarazo el 20% del presupuesto familiar queda comprometido con cuidados destinados al niño. En el primer año de vida ese porcentaje sube al 25% y va en aumento conforme el niño va creciendo.

  • Planificación financiera, ¿qué es?

  • Según el SEBRAE, planear significa trazar metas, elaborar planes dirigidos al proyecto que se anhela poner en práctica.

  • Entonces, si el proyecto es tener un hijo usted necesitará trazar metas que le Posibilitar la realización de ese proyecto de forma satisfactoria.

  • Planificación financiera, cómo hacer?

    1. El primer punto a considerar es evaluar cuánto tiempo usted tiene hasta la llegada del bebé, esa información será crucial para establecer las metas.

    2. Digamos que usted planea comenzar el intento de quedarse embarazada en un año, entonces serán 12 meses para juntar algún dinero. Una buena sugerencia, según el consultor Reinaldo Domingos, sería la pareja destinar el equivalente al 10% de la renta mensual y ese hábito debe continuar siempre, tener una reserva financiera es imprescindible.

    3. Durante la gestación los gastos aumentarán a cerca del 20%, entonces el ideal en este caso es aprovechar todos los recursos disponibles para ahorrar. El té de bebé es una gran oportunidad. Cuando estaba embarazada de mi primer hijo, hice un té de pañales y no tuve que gastar con ese ítem durante todo el primer año de mi hijo.

    4. Otra sugerencia legal es aprovechar los muebles, usted puede reciclarlos, así que da un encanto especial y será mucho más económico.

  • Con control y disciplina la llegada de su bebé puede ser un momento mágico y sin preocupaciones financieras.