11 Consejos de cuidado en la preparación y manipulación de alimentos
  • Todo cuidado es poco cuando el asunto es manipular alimentos para el consumo de nuestra familia y amigos. Los microorganismos presentes en varios lugares, incluso en alimentos que compramos en los mercados, pueden ser los responsables de varias enfermedades y muchas veces ni sospechamos que sean ellos los villanos.

  • Entonces cuidado y atención es fundamental para mantener la salud de todos. Algunos simples cuidados pueden reducir los riesgos de enfermedad en nuestras familias.

    1. Lavar las manos no podría dejar de ser la punta número uno. Es imprescindible lavar las manos con agua y jabón antes de preparar las comidas y tener contacto con algún alimento.

    2. Lavar las frutas, verduras y verduras con agua corriente también es muy importante. Algunos nutricionistas incluso indican que antes de consumirlos crudo lo ideal es desinfectarlos.

    3. Las compras en el mercado también necesitan cierta atención. Las carnes, los pollos y los productos de nevera deben ser los últimos en entrar en el carrito de compras para evitar que queden demasiado tiempo fuera de la refrigeración.

    4. Cuando llegue del supermercado vale la pena limpiar los productos uno a uno antes de almacenarlos.

    5. Los productos vencidos deben ser descartados. Su consumo puede perjudicar mucho la salud.

    6. Los alimentos que están listos no deben quedar fuera de refrigeración durante más de treinta minutos. Lo ideal es guardar todo lo que quedaba en potes en la nevera y nunca dejarlos sobre el fregadero o la estufa.

    7. Si percibe que algún huevo está con la cáscara agrietada evite consumirlo. Los huevos pueden ser fácilmente contaminados y cuando se consumen son responsables de enfermedades como la salmonela.

    8. Las latas amasadas deben ser despreciadas, pues pueden contribuir a la contaminación del alimento en su interior.

    9. El fregadero, ollas y otros utensilios deben limpiarse estrictamente con agua y jabón para evitar cualquier tipo de contaminación.

    10. Si el agua de su casa viene de una caja de agua es importante que esta caja sea limpia cada seis meses, pues la suciedad de la caja puede contaminar el agua con que usted intenta limpiar los alimentos.

    11. En la nevera tenga cuidado en separar los alimentos listos de los alimentos crudos. Esta separación puede ser hecha por estantes. También es importante mantener siempre la nevera limpia.

  • Tomando algunos cuidados básicos es posible alejar los tan indeseados microorganismos de los alimentos y así garantizar la salud de toda la familia.