10 Consejos sobre cómo enseñar a su hijo a ser confiado
  • Enseñar autoconfianza a los hijos incluye el trato de la autoestima, y ​​es el poder de desarrollar salud mental y social para una vida compensadora. La autoimagen es como el niño o adolescente se ve cuando se mira en el espejo, y se siente cómodo con la persona que es interiormente.

  • La falta de autoconfianza conduce a problemas de comportamiento, donde piensa que no es digno de ser amado o tener amigos. Tener autoconfianza de forma sana no significa ser arrogante o narcisista, sino estar arriba y saber digno de ser feliz, incluso en medio de las circunstancias negativas.

  • Ayudar a sus hijos a tener una autoimagen sana requiere disciplina, pues diariamente ellos serán bombardeados por influencias positivas y negativas.

  • Algunos consejos:

  • 1. Practique la forma autoritativa de ser padre o madre

  • Equilibre disciplina y amor en la medida correcta, siempre demostrando amor incondicional al hijo, desde pequeño.

  • 2. Mejore su propia autoconfianza

  • Yo suelo decir que sólo el hecho de ser padres ya es una terapia. Es cuando entra en contacto con el espejo. Queremos enseñar lo mejor a nuestros hijos y muchas veces encontramos cosas que necesitamos mejorar en nosotros mismos, para que vivamos y seamos un ejemplo, antes de exigirles que actúen de la forma correcta.

  • 3. Dale un brillo en el espejo

  • No sirve de acusar a tus padres de no haber enseñado esto de la mejor manera a ti. Perdónales, seguramente también estaban aprendiendo así como usted está. Asuma y enséñeles que nadie puede ser feliz todo el tiempo, y eso es normal. No se critique a sí mismo. Los niños ven la insatisfacción consigo mismo como la falta de amor a sí mismo, y tienden a actuar de la misma manera. Si usted se mira en el espejo y comenta que está gorda, un día tomará a su hijo diciendo lo mismo, es sólo cuestión de tiempo. Apunte los puntos fuertes, las calidades.

  • 4. Esté detrás del espejo de su hijo

  • Mucho de la autoimagen que el niño posee tiene que ver cómo los otros la ven. Sea positivo, recuerde sus calidades y talentos. Cuando necesite corregir a su hijo, enfocar en la acción, no generalizar que es de esa forma. Mírala con cariño y dale atención cuando necesitas. Destaca sus cualidades, talentos y habilidades.

  • 5. Sea realista

  • Aja normalmente en su día a día. Su hijo necesita ver que la vida tiene altos y bajos. Aprende el autocontrol para poder enseñar. Todos tenemos días buenos y días malos, días en que estamos tristes y otros que estamos alegres. El secreto es no caer mucho cuando las cosas están mal y practicar la paciencia, o celebrar tanto olvidando que todo es un ciclo. Desarrollar la aptitud de reírse de sí mismo y aprender de los propios errores es una gran calidad a desarrollar y enseñar. 6. Juega con tu hijo

  • Sea con su bebé o niño, o incluso adolescente. Esto pasa el mensaje de que vale la pena su tiempo. Él vale la pena de estar juntos. Pida ayuda a él en los quehaceres. Esto también le mostrará que es útil y bienvenido en su vida.

  • 7. Llame a su hijo por el nombre

  • y le explique el honor de tener el nombre que tiene. Cuente historias positivas de sus antepasados ​​y familiares, y él estará orgulloso de tener el nombre que tiene.

  • 8. Alentar el uso de los talentos

  • Sea en deportes o música, o cualquier otra actividad. El aprendizaje de responsabilidades con metas y resultados le traerá valor, el entendimiento de la derrota y de la victoria, y del trabajo duro para conseguir algo, y el placer de celebrar cuando lo logre. 9. Monitoree influencias externas

  • Conozca a sus amigos y profesores, así como a los hijos de familiares que sus hijos pasan el tiempo. No permita el bullying ni la agresividad.

  • 10. Alentar a su hijo a expresarse

  • Desarrollar una comunicación abierta con su hijo desde pequeño, donde él se sentirá a gusto para decir lo que piensa, cuando está feliz y cuando está triste. Asegúrese de que usted muestra a través de su vida y en las pequeñas cosas del día a día su propia confianza en sí mismo. Tener fe, creer y tener esperanza es necesario para criar a un niño que conoce su propio valor. Si crees que no puedes enseñar mucho porque tu propia autoconfianza está sacudida, toma una decisión, busca ayuda si es necesario, corrige lo que necesitas y empieza a sentirse mejor, a ser mejor. Si usted da los ejemplos correctos, podrá acompañar el desarrollo de una persona naturalmente fantástica: su hijo.