10 Consejos para planificar el menú semanal
  • La organización de un hogar es bastante importante para que todas las cosas puedan fluir de forma tranquila y feliz. Y cuando el asunto es organización también podemos pensar acerca de los alimentos que estamos adquiriendo y usando dentro de nuestras casas.

  • Comprar alimentos que a menudo quedan olvidados en la nevera y terminan estropeando es muy común cuando no se planea el menú. Además de evitar el desperdicio el menú ayuda mucho a programar las compras y de esta forma conseguir una cierta economía cuando se trata de alimentación familiar.

  • Para planificar el menú semanal es importante tomar algunas cosas en consideración:

    1. En una hoja de cuaderno o papel de alma, liste los días de la semana para que un día quede por debajo del otro (lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado y el domingo), es ideal que deje algunas líneas entre ellos. También, si lo prefiere, hay sitios web que tienen menú en blanco para que pueda imprimir.

    2. Al principio de los días de la semana, usted puede crear dos columnas, una referente a las comidas para el almuerzo y otra, más adelante, para la cena.

    3. Piense en la disponibilidad de tiempo de preparación que tiene para elaborar los platos que colocar en su menú. Si su tiempo de preparación es corto para el período de la mañana, evite colocar platos que requieran más tiempo de preparación.

    4. Tenga en cuenta también los gustos personales de su familia y trate de incluir estos platos en el menú de la semana siempre que pueda.

    5. Si por algún motivo usted tiene algún compromiso cerca de los horarios de las comidas, busque colocar en el menú de esos días platos de fácil preparación evitando así que obstaculice sus planes para aquel día.

    6. Considere los alimentos, verduras, verduras y frutas que están en alta en esa estación, de esta forma además de vegetales más frescos también puede ahorrar un poco al incluirlos en su menú.

    7. Observando los precios de los alimentos, también puede optar por hacer un menú con un costo más bajo optando por aquellos alimentos que tienen un valor menor y así conseguir ahorrar.

    8. En caso de necesidad, también puede incluir en su menú el desayuno de la semana.

    9. Después de planificar el menú de esa semana, haga su lista de compras con los ingredientes necesarios para completar su planificación.

    10. Con el menú preparado, quédese atenta la noche anterior para verificar la necesidad de descongelar algún alimento que haya mantenido en su congelador, eso le ayudará bastante a ganar tiempo en su preparación.

  • Cuando se inicia la preparación de su menú semanal no dejará más de hacerlo, ya que verá que es una gran ayuda en su día a día.