10 Sugerencias para aprovechar el tiempo de la mejor manera posible
  • Edwin C. Bliss, Consultor de Gerencia de Empresas y Conferencista, ha dado muchas charlas sobre cómo podemos aprovechar mejor nuestro tiempo, y escribió el libro "Cómo conseguir que las cosas se hagan", sugiriendo 10 cosas que pueden ayudarnos en este desafío :

  • 1. Planear

  • Edwin Bliss dice para comenzar el día haciendo un esquema general, destacando dos o tres cosas que creemos que son de más importancia para ejecutar en aquel día. Él advierte que es consenso el hecho de que cuanto mejor planeamos algo, el tiempo que llevaremos para ejecutar tal cosa será mucho menor.

  • 2. Concentrarse

  • Intentar hacer muchas cosas al mismo tiempo puede obstaculizar nuestros planes, haciendo que no hagamos nada. Concentrarnos ininterrumpidamente en una sola cosa hasta terminarla funcionará mucho mejor que si estamos tratando de hacer muchas cosas la prestación al mismo tiempo.

  • 3. Hacer pausas

  • Quien trabaja con computadora sabe que lo ideal para hacer pausas es de 50x10: es decir, trabajar 50 minutos y descansar 10. Esta pausa puede ser ocupada con ejercicios, caminata o alguna otra cosa que sea diferente del trabajo , pero lo mejor es descansar. Esta pausa, que puede variar de tamaño dependiendo de la situación, evitará el cansancio físico, el aburrimiento y el decrecimiento de energía, y cuando volvamos al trabajo, estaremos revigorizados.

  • 4. Evitar el desorden

  • Hay gente que cree que una mesa entintada y desorganizada es signo de productividad. Edwin Bliss aconseja lo contrario: debemos organizar nuestra mesa de trabajo (o nuestros equipos y herramientas), de manera que queden en una "jerarquía de prioridad". Por ejemplo, existen situaciones que necesitan medidas inmediatas, otras tienen una prioridad menor y otras pueden quedar pendientes para otro día u otra hora. Lo que sea más urgente, debemos colocar bien en el centro de la mesa, y todo lo demás, fuera de nuestra vista. Podemos concentrarnos en una sola cosa a la vez, y si nos quedamos con un montón de cosas en la cabeza o con un montón de papeles sobre la mesa, tendremos la sensación de que estamos "enterrados".

  • 5. No ser perfeccionista

  • Es diferente querer hacer una cosa de forma óptima, o tratar de hacer algo de forma perfecta. El primer caso es posible de ser alcanzado y nos sentiremos bien; el segundo es casi imposible y puede provocar frustraciones y neurosis. Una carta, por ejemplo, si tiene un erizo que puede ser reparado, no tendrá que ser hecha enteramente de nuevo, porque será leída sólo una vez y guardada en un archivo por el destinatario, o irá directamente a la basura.

  • 6. No tener miedo de decir no

  • Edwin Bliss dice que el uso de la palabra "no" tal vez sea la mejor manera de ahorrar tiempo! Tener el coraje de decir no cuando es necesario, sin ser muy agresivo, puede ser una gran ayuda para que tengamos tiempo para concentrarnos en las cosas que son prioritarias. Si vivimos siempre diciendo "sí" a todo lo que nos piden, estaremos viviendo la agenda ajena y no la nuestra.

  • 7. No aplazar

  • "No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy" es una buena guía para nosotros. Cuanto menos aplazamos lo que hay que hacer, mejor nos sentiremos con lo que realizamos. Otra cosa: hacer las cosas más difíciles primero puede dejarnos más relajados y así podremos hacer las otras cosas que necesitan ser hechas con más tranquilidad.

  • 8. Aplicar "cirugía radical"

  • Actividades que nos llevan a perder demasiado tiempo sólo tienden a aumentar: por eso necesitan ser cortadas de una forma radical. Si hacemos cosas que nos toman demasiado tiempo y no nos dan la sensación de realización y contentamiento, necesitamos tener la fuerza de cortarlas radicalmente.

  • 9. Delegar

  • No es necesario que seamos ejecutivos en alguna gran empresa para delegar tareas: las madres pueden delegar tareas compatibles con la edad para sus hijos, alabándolos cuando terminan la tarea. No espere la perfección. Elogie cada progreso, por menor que sea. No deleguen cosas que ni usted quiere hacer, pues eso no es delegar, sino que transferir. Delega cosas estimulantes y después de delegar, permita que hagan lo que usted delegó sin que usted se estorba, sino eso de nada adelantará para nadie.

  • 10. No ser ergomaníaco

  • Adictos al trabajo (ergomaníacos) trabajan demasiado y olvidan las cosas más importantes de la vida, como familia y amigos. Trabajar bien es una virtud, pero trabajar demasiado es un vicio (workaholic), casi igual a un vicio con el del alcohol. Los síntomas de ergomanía incluyen el rechazo de tomar vacaciones, la incapacidad de desligarse del trabajo los fines de semana, las carteras abarrotas de servicio y los familiares que se vuelven casi extraños. Otra cosa que puede ser afectada por la ergomanía es la salud. La familia debe venir en primer lugar, pues como mucha gente ha oído hablar, "Cualquier otro éxito en la vida no compensa el fracaso en el hogar". (Frase muy citada por un gran líder religioso, David Mckay). Por encima de todo lo que se ha dicho, el autor dice que debemos tener "conciencia de que el día de HOY es todo lo que tenemos de hecho, para hacer las cosas". En el caso de que se produzca un cambio en la calidad de la información, se debe tener en cuenta que,