10 Consejos para Vivir en Paz con su Hijo Adolescente
  • Según la Organización Mundial de la Salud, el adolescente es el individuo que se encuentra entre los diez y veinte años de edad. En Brasil, el Estatuto del Niño y del Adolescente establece el grupo de edad de los once a los dieciocho años.

  • La pubertad es la fase inicial de la adolescencia, caracterizada por las transformaciones físicas y biológicas en el cuerpo de los niños y niñas. Durante este período, ocurren significativos cambios hormonales que acaban influenciando su comportamiento. Es cuando el adolescente busca entender quién es y cuál es su papel en la sociedad en que vive, pasando a interesarse por problemas de orden moral y ética. A veces, adopta ideologías buscando la aceptación para formar parte de un grupo.

  • Este puede ser un período de innumerables desafíos, dependiendo del contexto social y familiar, tanto para el joven que los vive como para sus padres.

  • Para existir más armonía y paz en la convivencia con su hijo adolescente anote estas 10 sugerencias:

  • 1. Paciencia

  • Por encima de todo, sea paciente, controle el temperamento, evite personalizar la situación de conflicto - cuando haya. No grite ni diga cosas por las que podrá arrepentirse más tarde.

  • 2. Tiempo

  • Encuentre maneras de estar juntos en familia. Crea momentos gratificantes y relajados que hagan brotar en tu hijo el sentimiento y la certeza del gran valor que tiene dentro de la familia.

  • 3. Disciplina

  • Imponer límites es importante, y explicar el motivo de las reglas es esencial.

  • 4. Tolerancia

  • Si su hijo se esfuerza y ​​cumple con las reglas y obligaciones, es imprescindible que utilice más flexibilidad y tolerancia.

  • 5. Estilo de Vida

  • Incentive a participar en deportes, música, arte, danza y otras actividades que estimulen la auto-confianza y traigan resultados positivos.

  • 6. Espacio

  • Permita que él aprenda con sus propias experiencias y errores, para que sepa asumir la responsabilidad de sus decisiones y acciones. Interfiere, si desea hacer algo peligroso o ilegal.

  • 7. Asertividad

  • Evite críticas exageradas y no permita que sus propios problemas cotidianos perjudiquen esta relación.

  • 8. Modelo

  • Procure ser un ejemplo en las horas de conflicto, aprendiendo a controlar el estrés y mostrando por actitudes y palabras coherentes que eso es posible. Hazlo tanto en casa como en cualquier otro lugar, en las más variadas situaciones del día a día. 9. Confiabilidad

  • Respete su privacidad, no violando sus derechos. Demuestre lealtad y amistad, jamás traicionando su confianza.

  • 10. Humildad

  • Aprenda con su hijo adolescente. Pide su opinión. Establecer un diálogo sincero, libre de prejuicios y juicios, es una condición básica para ayudar en la creación de un adulto con autoconfianza y autoestima equilibradas.

  • Recuerde que la adolescencia es un puente para la vida adulta, de que un día formará una familia y tendrá hijos, y se acordará del ejemplo cariñoso de padres atentos y presentes.