10 Consejos para ejercitarse en el embarazo
  • El embarazo es un momento único en la vida de toda mujer. Único y desafiante, pues ocurren muchos cambios emocionales y corporales que exigen atención y, muchas veces, comprensión.

  • Uno de los cambios que más mueven con la mente femenina durante el embarazo es la ganancia de peso y el cambio de la forma corporal: las caderas se ensanchan, pues la naturaleza, en su sabiduría, está preparando el cuerpo para el momento del parto. El rostro también se vuelve más redondo, los senos aumentan y todo esto se vuelve motivo de mucha aprehensión. Ante todo, no pocas mujeres deciden empezar a ejercitarse durante el embarazo para no engordar tanto, tener más salud y disposición y poder recuperar la forma rápidamente después del parto.

  • Para ayudar a las futuras mamás a ejercitarse con seguridad, enumeramos a continuación algunos consejos sencillos:

  • 1. Consulte a su médico

  • Al principio, toda persona que desea iniciar una actividad física debe pasar por una evaluación médica, pero en el caso de las mujeres embarazadas, es una exigencia absolutamente indispensable.

  • 2. Comience despacio

  • Después de la señal verde de su obstetra, comience despacio, con caminatas ligeras y de corta duración, principalmente si usted siempre ha sido sedentario.

  • 3. Prefiera los aeróbicos de bajo impacto

  • Durante la gestación, estos son los ejercicios más aconsejados: yoga, caminatas, hidroginástica, pues aumentan la capacidad cardiorrespiratoria y muscular. Se permite la musculación, siempre que los ejercicios se enfocan menos en la carga y más en las repeticiones.

  • 4. Coma antes de ejercitarse

  • Esto es válido para todos, pero mucho más para las embarazadas que se cansan con más facilidad y, en razón de su estado, tienen mayor gasto calórico y nutricional.

  • 5. Hidratación es fundamental

  • Beber mucha agua antes, durante y después del entrenamiento es esencial para la futura mamá no correr el riesgo de deshidratarse. 6. Utilice ropa ligera

  • Tejidos suaves y holgados le ayudarán a ejercitarse con todo el confort posible.

  • 7. Tenga una compañía

  • Procure siempre ejercitarse con un acompañante, pues si usted se siente mal durante la actividad, necesitará ayuda. Prevenir es mejor que curar.

  • 8. Respire

  • Muchas personas respiran incorrectamente o incluso sostienen la respiración cuando hacen ejercicios. Procure siempre observar su respiración durante los ejercicios, para siempre garantizar una buena oxigenación para usted y para el bebé.

  • 9. Cree el hábito

  • Procure hacer los ejercicios por lo menos 3 veces por semana, mientras usted se siente bien. Si el cansancio aumenta o si el ejercicio causa algún dolor o molestia, es hora de parar.

  • 10. Observe los horarios y lugares

  • Procure siempre hacer sus actividades en horarios en que el clima es más suave. Si el ejercicio elegido es la caminata, procure practicarla en lugares de poco movimiento y tránsito.