10 Cosas que usted no debe hacer después de una pelea con el cónyuge
  • Es perfectamente normal que dos personas, viviendo en gran intimidad acaben por discutir. El problema es cuando los ánimos se alteran y la pareja prolonga la pelea.

  • Algunas actitudes deben ser evitadas para que la relación no se debilite:

  • 1. No ignore a su cónyuge

  • Como popularmente decimos "dar un hielo" o "emborracharse", no es una buena decisión; según la psicoterapeuta, Rachel A. Sussman es uno de los mayores errores que la gente comete después de la discusión. Si usted no se siente bien para hablar de forma equilibrada, dígale al cónyuge que necesita un tiempo para rehacer emocionalmente.

  • 2. No transforme palabras en arsenal

  • Guardar lo que el cónyuge dijo a la hora de la pelea para usar contra él después es un grave error. Evite revivir la pelea, listando lo que se dijo en el momento de descontrol. La psicóloga Michelle Golland orienta a las parejas a no quedarse repitiendo lo que ya pasó.

  • 10 cosas que usted nunca debe decir al cónyuge durante una pelea
  • 3. No basta con disculparse El mediador Laurie Puhn, creador del programa Brigue menos, ama más basado en su libro best-seller, explica que la persona necesita aclarar sus sentimientos , hablar porque se arrepintió y se compromete a no más actuar de la misma forma.

  • 4. No justifique su error

  • Claro que hay muchos problemas que provocan una sobrecarga emocional que puede resultar en descontrol. Un estudio de la Universidad de California concluyó que las parejas que no duermen lo suficiente son más propensos a pelear, pero aún así no se justifica. Lo mejor es explicar al cónyuge porque está nervioso o irritado y no descontar en él sus dificultades.

  • 5. No huir del entendimiento

  • Algunas personas mantienen una pelea por mucho tiempo, simplemente porque no aceptan hablar francamente después de que los ánimos están más tranquilos. Es necesario oír al cónyuge, queriendo comprender sus argumentos, sin prejuzgar. Y para que el entendimiento realmente suceda es importante, aún, chequear su interpretación, preguntando si él está queriendo decir lo que usted entendió.

  • 6. No sea ríspido

  • Sussman alerta que es difícil olvidar cuando uno de los cónyuges habla al otro de forma negativa; no es porque pelearon que las palabras tienen que seguir siendo ríspidas. Por el contrario, después de la pelea se debe pensar en formas más dulces de decir lo que necesita ser dicho. No es tanto lo que se habla, pero como se habla es que hace la diferencia.

  • 7. No hagas lo que no se siente

  • Las mujeres tienen gran dificultad para tener sexo después de una pelea, ya con los hombres es lo contrario, como dice Sussmam. "Los hombres quieren tener sexo para sentirse más cercanos". Sin embargo, fingir no es solución, mejor aún es decir francamente que no está bien ese día, pero que pronto se sentirá mejor y que todo quedará bien.

  • 8. No se concentre en la pelea

  • Ante un problema somos más proactivos cuando buscamos la solución y no los culpables. Puhn da como ejemplo la pareja que pelea porque el marido no trajo el dinero que habían combinado; entonces la mujer va al cajero electrónico y saca. El problema está resuelto si la pelea por ahí, pero si ella continúa enfocada en la desatención del marido, entonces todo se complica. "La diferencia entre una pelea mala y una buena pelea es si llegaron o no a una solución", dice Puhn.

  • 9. No te quedes en el "dice que me dice que"

  • Si dijiste algo que se arrepintió, disculpa. No diga "No he querido hablar de eso", según Puhn eso sólo empeora la situación porque va a irritar aún más al otro y, probablemente, él responder: "Sí, usted dijo". Mejor es que digan cómo se sintieron y combinaron una manera de que no sucediera más.

  • En pelea de marido y mujer no se mete la cuchara. ¿En serio?

  • 10. No se siente culpable
  • Una discusión puede ser una cosa positiva, una forma de lidiar con las diferencias para construir una relación madura. Puhn recuerda que muchas parejas dejan de pelear simplemente porque desisten de entenderse, lo que es lamentable. Si usted se equivocó pedir perdón y demostrar, realmente, cuánto siente por eso. La culpa nada edifica.

  • Discutir es sano si el resultado es la comprensión de diferentes visiones y la voluntad de establecer acuerdos que satisfagan a ambos y mejoren la relación.