10 Cosas a recordar cuando su hijo es desobediente
  • Nosotros, padres, siempre estamos tratando de educar a nuestros hijos de la mejor manera. Y, aun así, nuestros hijos nos desobedecen, y estamos obligados a aplicar alguna corrección, sea un simple recuerdo de la regla o la consecuencia pertinente al acuerdo hecho con ocasión de la regla impuesta. Pero, necesitamos recordar algunas cosas siempre que esto suceda, para no caer en el error de mezclar las enseñanzas.

  • 1. Sea consistente

  • El niño entender mejor lo que debe hacer desde el momento en que reciba una educación consistente, con reglas y consecuencias preestablecidas para la desobediencia.

  • 2. Calmarse

  • Nada de partir para la paliza o la gritería, independientemente de lo que el niño haya hecho. Esto no va a resolver, sino sólo crear dolor, vergüenza, dolor o trauma. 3. No utilice el castigo para enseñar a su hijo

  • Algunos padres usan solamente el castigo, cuando el niño ya ha hecho algo mal, como oportunidad de enseñar algo. Su relación con su hijo y la comunicación deberían ser la fuente de enseñanzas, no los momentos de castigo.

  • 4. Foque en el problema

  • Al conversar con su hijo, no generalize. En el problema en sí, no diga cosas que pongan su autoestima allá abajo. Lo que necesita cambiar es el comportamiento equivocado, no el niño.

  • 5. Use empatía

  • Recuerde siempre que su hijo todavía está aprendiendo y todos merecen una segunda oportunidad, después de todo, eso es un aprendizaje para la vida. 6. Oiga

  • Algunos niños pueden expresar mejor sus emociones. Otras, sus actos pueden ser consecuencia de situaciones presentes en su vida. Las brigadas frente a los niños, el nacimiento de un hermanito, la depresión de uno de los padres, y otros problemas pueden afectar al niño, y ella puede estar actuando así inconscientemente tratando de decir algo que no puede explicar.

  • 7. Jamás golpee a su hijo

  • Se garantiza que hay otros métodos de disciplina mucho más eficaces que las chinelas. No apele a la fuerza física con alguien que no puede defenderse en el mismo nivel.

  • 8. Respete a su hijo

  • Recuerde que su hijo es una bendición en su vida, y no un estorbo. Usted está educando a un ser humano que un día será importante en su propia esfera. No lo considere indigno porque se equivocó. Usted también se equivoca, y sus errores no definen su valor.

  • 9. Demuestre amor mayor cuando necesite corregirlo

  • Demuestre su amor incondicional, enfocándose solamente en el problema en sí. Converse. Explique con paciencia. Muestre las consecuencias con calma. Demuestre pesar pero presente esperanza que todo va bien, pero que es necesario que él aprenda a portarse.

  • 10. Recuerde: ni tú ni tu hijo son perfectos. Al final, como la autora y artista Ruth Chou Simons dijo:

  • Desobedece al Señor, y Él es un Padre perfecto.

  • Él tiene compasión y le da posibilidades de arrepentirse. El Señor disciplina a aquellos que Él ama.

  • La desobediencia de su hijo no mide su nivel de perfección como padre o madre.

  • La desobediencia de su hijo le enseña su propia dependencia del Señor.

    • A veces más que dependencia, pero necesidad extrema de Él.

    • El niño necesita ser enseñado, y también por su ejemplo.

    • Cuando es corregida, ella necesita ser recordada, aun cuando ella también es dependiente del Señor.

    • El buen comportamiento no es sólo necesario, sino su corazón.

    • Recuerde que su hijo es una persona, no un proyecto.

    • Recuerde que usted está en una jornada de convertirse en un padre o una madre mejor y que su hijo sea de la edad que esté, depende de usted para encontrar equilibrio y razón en la condición de ser humano.