10 Cosas que toda embarazada odia oír
  • Optar por la maternidad es algo divino y muchas mujeres anhelan por este momento. Ellas se programan desde muy temprano para cuando tengan hijos aceptar las dificultades y vencer esta etapa esperada. ¡Generar un hijo es un privilegio inigualable!

  • Lea: 12 cosas maravillosas sobre el embarazo

  • Desafortunadamente, la sociedad cree que puede ayudar y orientar mejor a la gestante y muchas personas acaban diciendo cosas no muy agradables. Algunas incluso ofrecen su sabiduría queriendo ayudar, pero acaban diciendo frases que van a la lista de las cosas que toda embarazada odia oír.

  • 1. Sobre la barriga

  • Decir que ella es enorme no ayuda. Mucho menos que ella es demasiado pequeña. O que es diferente que la barriga de otra persona. Preguntar si aparecieron estrías es complicado al extremo.

  • 2. Sobre la apariencia

  • Afirmar que ella es más gorda, que la nariz es mayor, que tiene manchas en la cara, que las piernas son muy finas o gruesas, que es muy baja para generar un niño o muy alta y que se queda raro. Todo esto es totalmente dispensable.

  • 3. Sobre el sexo del bebé

  • Hacer preguntas si ella ya sabe el sexo, informar que debe procurar saber cuánto antes para preparar el ajuar, compartir que fulana compró todo rosa y cuando nació era un niño, nada de eso es necesario. "Peor aún cuando hay preguntas sobre hermanos, que el sexo del próximo bebé debe ser diferente para formar una pareja, o aquella frase impensada:" Pero usted ya tiene dos niñas y ahora una más? El padre le va a abandonar ... ". 4. Sobre el parto

  • Toda madre, sea de primer viaje o no, tiene temores en cuanto al parto. Al final no es algo que se decida previamente y que será como fue decidido. Dudas y temores forman parte de los pensamientos de toda gestante. Y cuando las personas dan sus opiniones sobre parto normal, cesárea, abordan la violencia obstétrica o asustan a las gestantes con historias de fracasos en los partos, ellas no estarán ayudando, por el contrario, las dejará aún más inseguras.

  • 5. Sobre la decisión de cuántos hijos tendrá

  • Después de preguntado si es la primera gestación o no la siguiente pregunta es: "Ahí llega, ¿no?" La decisión sobre el número de hijos en un hogar es exclusiva de la pareja en cuestión, y nadie tiene que preocuparse de que un día se golpearán en la puerta para pedir a adoptar uno de sus hijos por no tener condiciones financieras. Aquellas preguntas sobre planificación familiar también entran en este ítem. Todo muy personal.

  • 6. Sobre las preferencias gastronómicas

  • El obstetra sabrá si la gestante necesita una dieta especial o la encaminará a un nutricionista, si es necesario. Entonces las opiniones sobre lo que ella puede o no comer, pues causan hinchazón, aborto, o ella no conseguirá más volver al peso de antes, o aquellos "alimentos" exóticos como comer ladrillo porque la madrina de la madre de la amiga comió y el hijo nació y que no hay que olvidar.

  • 7. Sobre la ropa

  • Comentarios sobre lo que le cae mejor o lo que hace la gestante parecer que vistió la tapa de la bombona de gas son totalmente dispensables.

  • Lea: Cómo vestirse modestamente durante el embarazo

  • 8. Sobre la salud

  • Las preguntas sobre la presión arterial, las enfermedades o la información infundada sobre lo que va a ocurrir durante la gestación o después del parto no son nada agradables. Cada uno cuida de su salud y el prenatal existe justamente para dar el mejor soporte posible a la gestante.

  • 9. Sobre su tiempo

  • Aquellos comentarios del tipo "aprovecha y duerme ahora porque después ..." sólo asustan más aún. No todas las gestaciones son iguales, mucho menos los bebés. La gestante sabrá qué hacer con su tiempo y aprovechará sus momentos de la forma que elija y considere mejor. Abordar licencia de maternidad, licencia de lactancia, todo esto es muy individual.

  • 10. Sobre las obligaciones como madre

  • Ella sabrá juzgar lo que debe o no hacer, si interrumpirá su carrera profesional o no, se buscará ayuda en cómo criar hijos, sin necesidad de opiniones divergentes de las otras personas. El respeto será la mejor actitud en todas las situaciones.

  • Cuando encuentre a una gestante lo mejor es dar una sonrisa, alabar, felicitar y apoyar, después de todo es un período diferente y sorprendente y puede ser doloroso y lleno de dudas, especialmente cuando sea la primera gestación. Si la gestante le pide la opinión, la situación cambia y una conversación amistosa y llena de buena información puede suceder. Y si tu opinión es negativa acerca del embarazo ajeno, lo mejor es guardar para ti.

  • Lea: Primer embarazo x último embarazo