10 Cosas que una hija necesita de su madre
  • Crear una familia en los días actuales ha sido una tarea aún más difícil. Las influencias malas del mundo están a toda vuelta, ya sea en Internet, televisión, música y amistades, ellas intentan a toda costa desconstruir todos aquellos valores importantes que intentamos enseñar a nuestros hijos.

  • Incluso con toda esta mala influencia las madres son grandes guerreras y continúan, día tras día batallando por el bienestar de sus hijos e hijas. Su influencia es fundamental para que, día tras día, puedan crecer y convertirse en tan especiales como nacieron para ser.

  • Las hijas ven en sus madres un buen ejemplo de quienes quieren volverse más adelante, ellas incluso continuarán necesitando su influencia por toda la vida, no sólo en la infancia o adolescencia.

  • 1 - Cuando las pequeñas, las hijas necesitan que sus madres las enseñan sobre los cuidados que deben tener con su cuerpo, necesitan sus consejos sobre comportamiento y buena educación para que puedan galgar una vida sana y feliz.

  • 2 - Ya en la adolescencia son tantos los consejos que una madre necesita dar. Los cambios hormonales hacen que la madre sea una consejera, médica, profesora, enfermera y tantas otras cosas ...

  • 3 - En la fase anterior al trabajo, los cuidados de las amistades, las nuevas distracciones e intereses que surgen requieren una atención especial de la madre, el matrimonio la contribución de una madre en cuanto a los preparativos son inevitables. Son normalmente las que ayudan con la preparación de la ceremonia y de la fiesta y todo lo que un matrimonio implica.

  • 4 - No piense que ha terminado. La hija se casó, pero la madre nunca deja de ser madre. El apoyo inicial para el inicio de esta nueva fase es muy importante, al final ahora existe una nueva mujer que necesita aprender a cuidar de una familia, de una casa ya menudo dar cuenta de todo eso trabajando fuera. Tener una madre que, incluso al teléfono, ayude a instruir cómo hacer todo eso es muy gratificante.

  • 5 - El embarazo es una fase que exige mucho de la nueva abuela. Los cuidados con la hija gestante hacen de la abuela una persona casi indispensable. ¡Sin contar que para ella saber que su hija le está regalando con nietos es maravilloso!

  • 6 - Los bebés llegan y toda madre de primer viaje me gustaría tener la madre de ella cerca para ayudarla con los cuidados con el nuevo miembro de la familia. Ayuda con la hora del baño, de dormir y hasta los cuidados con la casa muchas veces se quedan por cuenta de la abuela.

  • 7 - La ayuda de la madre siempre continúa. Los niños crecen y quedan con la abuela es gratificante para todos. La abuela ama estar con los nietos, los niños adoran recibir los cuidados de la abuela y la mamá puede tener un tiempo para ella y su marido.

  • 8 - Ella todavía ayuda cuando uno de sus nietos se enferma. Siempre sabe cuál es la mejor forma de cuidar de una simple lesión o de alguna enfermedad que exija más atención.

  • 9 - Estas mismas madres, incluso con las hijas ya mayores, son las que tienen los mejores consejos sobre finanzas y adoran dar una ayuda cuando su hija o nietos necesitan algo. Por último, cuando la vida trae grandes problemas o dificultades, normalmente es la oración de una madre, pidiendo por el bienestar de toda familia que la hija recurre para consolarla.

  • Es una relación hermosa el de madre e hija, con el tiempo más allá de la maternidad ellas pasan a ser grandes amigas y compañeras. El eslabón es eterno.