10 Maneras terribles por las cuales padres están lastimando hijos
  • Ciertamente queremos todo lo bueno y lo mejor para nuestros hijos y muchas veces usando este razonamiento acabamos haciendo mal a ellos. Intentando acertar, con frecuencia erramos, y cuando nos damos cuenta de eso ya puede ser demasiado tarde, pues ayudamos a crear adultos completamente egocéntricos.

  • 1. Pasamos a adorarlos

  • Atendemos todas sus voluntades y deseos, compramos todo lo que ellos nos piden, y pasamos no sólo a amarlos, sino a adorarlos. Además de padres somos sus mayores fans y ellos nuestros ídolos. ¿Hasta qué punto todo eso es saludable? Es necesario tener cuidado con ciertos radicalismos que perjudican el buen desarrollo infantil.

  • 2. Aceptar sus limitaciones

  • Muchos padres no aceptan que sus hijos tengan sus propias limitaciones, todos nosotros tenemos. Supervalorizan a sus pequeños y no aceptan que nadie diga lo contrario. 3. Confundir nuestros anhelos con los de ellos

  • Muchos padres frustrados por no haberse convertido en algo que soñaban en su juventud, se ven trasladando este sueño a sus pequeños. Hacen de todo para que ellos realicen los sueños que quedaron en su pasado y con ello viven las victorias de sus hijos sin al menos cuestionarles si éste también es su sueño.

  • 4. Ser amigos en vez de padres

  • Con el deseo de agradar a los pequeños algunos padres pasan a hacer el papel de mejores amigos en lugar de padres. Los hijos necesitan padres presentes, que enseñan, cobran, dan cariño y amor. Muchas veces estos mismos hijos quedarán enojados con sus padres, pero en el futuro entenderán que todo lo que fue hecho fue para el bien de ellos. Cuando asumimos el papel de amigos en esta relación de padres e hijos corremos el riesgo de olvidarnos de imponer los límites necesarios para que no se molesten con nosotros.

  • Lea: 4 razones por las que los hijos dejan de respetar a los padres

  • 5. Competir con los hijos de los demás

  • Si el hijo del vecino hace cursos extracurriculares y su hijo no, los padres competitivos tienden a colocarlos en más cursos que los del vecino para mostrar a los demás que su pequeño es mejor. Parece una actitud horrible, pero muchas familias tienen la necesidad de mostrar superioridad y acaban tratando a sus hijos como negocios en lugar de actuar simplemente promoviendo el bienestar de los pequeños.

  • 6. Saltar la infancia de los pequeños

  • El niño necesita jugar, divertirse, correr, dibujar, pintar para desarrollarse felices y sanas, pero muchos padres aprovechándose de la belleza de los pequeños o incluso de algún don o talento hacen con que éstos tengan una vida de adulto en plena infancia. Los pequeños trabajan y estudian y no tienen tiempo para aprovechar la fase de la infancia.

  • Lea: 5 razones por las que quiero que mis hijos sean extraños

  • 7. Haga lo que digo y no haga lo que hago

  • Actuar de acuerdo con lo que usted enseña a sus hijos es una coherencia necesaria para los padres. Ellos observan en todo momento nuestras acciones y las gravan en sus mentes mucho más que nuestras palabras.

  • 8. Conocer a los pequeños

  • ¿Cuáles son los talentos de sus pequeños? ¿Qué realmente les gusta hacer para divertirse? Hay padres que tienen en su mente una lista engrasada de cosas que los niños deben hacer e intentan a toda costa implementarla dentro de su familia. Hay chicas que no les gusta jugar con las muñecas, pero eso no las deja menos femeninas que otras. Es importante conocer a los pequeños.

  • 9. Falta de diálogo

  • ¿Quién dijo que el niño no sabe hablar? No sólo sabe cómo tiene mucho que decir. Tener un tiempo para conversar con ella y saber cómo fue su día en la escuela, las cosas que le gustan, quienes son sus amigos es muy importante para que se sientan importantes y parte de una familia.

  • Lea: 6 formas que los padres destruyen la vida de los hijos

  • 10. Subestimar

  • Nunca permita que de su boca salgan palabras que ofendan a sus hijos, ciertos insultos quedarán grabados en el corazón de ellos por el resto de sus vidas y lo peor es que pasan a creer que son lo mismo que usted dijo, después de todo los padres lo ve de esta forma.

  • Crear los hijos es una tarea ardua, pero muy compensadora. Cuida tus límites para no exagerar en algunas actitudes, muchas veces tenemos la tendencia de lanzar una bomba para matar un solo pernilongo.