10 Estadísticas sobre matrimonio y divorcio que usted necesita conocer con urgencia
  • Dr. David Popenoe, Ph.D. por la Universidad de Rutgers (EE.UU.) publicó, en su trabajo titulado The National Marriage Project, 10 estadísticas impresionantes sobre matrimonio y divorcio:

  • Lo que usted hace antes de la boda tiene todo que ver con tener un matrimonio feliz
    1. El matrimonio en la adolescencia es el mayor factor de riesgo de divorcio. Las parejas que se casan en la adolescencia tienen un riesgo tres veces mayor de venir a separarse de lo que aquellos se casan a los 20 años o más.

    2. Existe una posibilidad mayor de encontrar un futuro socio cuando sea presentado por la familia, amigos o conocidos. Aproximadamente el 60% de las matrimonios ocurridas en los Estados Unidos son de parejas que fueron presentadas por la familia, amigos o compañeros de trabajo.

    3. Personas con valores y objetivos de vida similares tienen una mayor probabilidad de tener éxito en la boda. Esa regla de que los opuestos se atraen puede valer para la física. En el área de las relaciones, los opuestos tienen dificultad para mantenerse juntos.

    4. Las personas con hijos tienen una menor probabilidad de venir a casarse. A pesar del creciente número de matrimonios con hijos de otras relaciones anteriores, el estudio realizado por el Dr. Popenoe concluyó que esa es una de las características menos deseables en la búsqueda de un socio potencial.

    5. Los hombres y las mujeres que tienen un nivel superior tienen una probabilidad mayor de casarse y continuar casado que los que no poseen. Este concepto antiguo de que las mujeres con un alto nivel de escolaridad tendrían dificultades para casarse podía ser cierto en 1920. Hoy las estadísticas revelan lo contrario.

    6. Vivir junto antes del matrimonio no proporciona una "fase de prueba" válida. Las personas con varias experiencias de cohabitación antes del matrimonio demostraron poseer una propensión mayor a conflictos en el matrimonio, infelicidad conyugal y eventual divorcio que aquellas que no vivían juntas antes.

    7. El matrimonio ayuda a las personas en la generación de ingresos. El estudio concluyó que las personas casadas progresan financieramente. Los hombres se vuelven más productivos después del matrimonio y pasan a ganar de 10 a 40% más que hombres solteros del mismo nivel educativo y experiencia profesional. Las parejas casadas también reciben más apoyo financiero de sus familias. Lo que no sucede con parejas que sólo cohabitan. Esto puede ser explicado por el hecho de que el matrimonio implica una relación más estable a los ojos del resto de la familia.

    8. Personas casadas experimentan una satisfacción emocional y física mayor en su vida sexual que los solteros o aquellos que sólo cohabitan. Al contrario de lo que los medios intentan empujarnos hacia abajo, de que el sexo en el matrimonio acaba volviéndose aburrido y sin gracia, los índices de satisfacción sexual reportados por las parejas casadas fueron muy superiores a los reportados por los solteros sexualmente activos y hasta por los que cohabitan. Esta mayor satisfacción puede ser explicada por varios factores, entre ellos el hecho de que el compromiso en el matrimonio genera una sensación mayor de confianza y seguridad, el menor uso de drogas y bebidas alcohólicas, y una comunicación mejor entre los cónyuges.

    9. Personas cuyos padres se divorciaron son ligeramente menos propensos a casarse y mucho más propensos a divorciarse cuando se casan. De acuerdo con el estudio, las posibilidades de divorcio prácticamente se triplican cuando uno de los cónyuges proviene de hogares en los que los padres son divorciados.

    10. Para una gran parte de la población americana el riesgo de divorcio está por debajo del 50%. A pesar de los altos números de divorcios generales, el porcentaje ha disminuido en las últimas dos décadas. El riesgo de divorcio es inferior al 50% entre personas con buen nivel educativo en su primer matrimonio. Entre las personas que se casan por encima de los 20 años de edad, que no vivieron con diferentes socios anteriormente, que poseen un fuerte sentido de la religiosidad y que se casan con personas de la misma fe los índices de divorcio son mucho, pero mucho menores.

  • Los estudios demuestran: El matrimonio es el secreto para su felicidad y bienestar