10 Signos de que usted está destruyendo su boda
  • Nuestros traumas, inseguridades y expectativas traducidas en pequeños detalles en el día a día sobre lo que esperamos de un matrimonio pueden contribuir al éxito o al fracaso de la relación.

  • ver 10 situaciones que demuestran que usted está saboteando o destruyendo su matrimonio (válido tanto para mujeres o hombres):

  • 1. Falta de apreciación

  • Nunca decir al otro que usted lo aprecia, apuntar las cosas que tiene gusto y admira en él causa una distancia gradual en la relación. Lea los artículos Cómo apreciar a su marido y Cómo apreciar a su esposa. Decir "aprecio todo lo que hace por mí" es fácil, entonces trate de ser más específico. Si usted siente que el otro no le aprecia, diga también.

  • 2. Ridicularización y sarcasmo

  • El estado de ánimo puede salvar un matrimonio, siempre que ambos encuentren gracia en la situación. Tomar el sarro de lo que el otro hace o siente, e insistir en las bromas que lastiman no es gentil ni demuestra consideración. Un cónyuge que inicia, sigue o termina siempre una conversación en tono sarcástico demuestra falta de madurez. Deja que sentimientos genuinos salgan a la superficie. Explique cómo realmente se siente.

  • 3. Deslealtad

  • En un matrimonio feliz no hay mentiras o secretos que culminan en la falta de confianza y hace crecer a distancia. Ser leal no incluye coquetear con otras personas, traicionar o mantener un Plan B si esa relación no funciona. Significa buscar la unidad con el otro, y corregir las fallas de carácter para el bien del matrimonio y de la familia.

  • 4. Cambios de humor repentinos

  • Todos necesitamos aprender a manejar los problemas de una forma civilizada o constructiva. En el caso de que se trate de una persona que no se diga, abusando psicológicamente y emocionalmente y trayendo un clima insoportable en la convivencia con el otro, no va a ayudar a la relación en nada, ni a resolver el problema en sí. Busque el autocontrol. Si usted no puede, busque ayuda especializada.

  • 5. Egoísmo repetitivo

  • Si a cada oportunidad que tiene usted gasta más de lo que debe en usted mismo, sin llamar al presupuesto familiar y aún por arriba hace un escándalo cuando el otro gasta mucho menos, revise sus prioridades. Sea justo. No acumule deudas. No pases demasiado tiempo en el trabajo sabiendo que tu cónyuge te necesita en casa o que tu relación necesita más dedicación. Hagan un presupuesto y respeten.

  • 6. Comportamiento defensivo

  • Cuando usted piensa que sabe lo que su cónyuge piensa o cómo se siente, principalmente durante una discusión. Si usted ofende al otro y vive defendiéndose, detenga ahora! Crear un diálogo y respetar al otro, hacer preguntas y aceptar una opinión y respuesta diferente de lo que usted daría. Aprende a escuchar. Usted no necesita estar de acuerdo en todo, sino aprender a entender un punto de vista diferente al suyo. Deje de justificar sus acciones culpando al otro de sus propias elecciones.

  • 7. Chakra extrema

  • Si usted deja de cepillarse los dientes, de bañarse, de dejar el baño limpio después de usar, vive retrasándose para cualquier acontecimiento, vive quejándose de dolor de cabeza, dolor de estómago o cansancio todo el tiempo, implica cuando hace una u otra costura y nunca hace su parte en la división de responsabilidades, es hora de tomar una actitud urgente. Evite las peleas innecesarias. ¡Por favor, crezca! Lea el artículo 4 verdades que nadie le contó sobre matrimonio.

  • 8. Estar esperando el otro dar el primer paso

  • La comunicación carente culmina en palabras no dichas, temo de preguntar algo o aún de intentar algo pensando que el otro no quiere o no necesita. Es el arte de la suposición de que el otro esté cansado, triste, preocupado, no quiere o no está pensando en algo que usted quiere. Tome la iniciativa para salvar su matrimonio. La relación no se mantendrá ni se salvará por sí misma, a menos que ambos hagan algo para su bien.

  • 9. Comparaciones finales

  • Si usted piensa así, que todos los hombres son iguales, o todas las mujeres son la misma cosa, sea porque sus ex-relaciones fracasaron, usted está inconsciente o conscientemente esperando que suceda lo mismo en su relación actual. Al actuar así no habrá intimidad suficiente para que la relación progrese. Acepta lo que sucedió en el pasado, perdona, incluso a ti mismo, y recomience. Si necesita ayuda especializada, no mastique la situación.

  • 10. Cobro y cobardía

  • Deje de hablar mal de su cónyuge a amigos y familiares. Se dice que no le da atención o cariño no le animará a hacerlo y sólo aumentará los conflictos en su relación. Obsérvelo y trate de entender que tal vez la manera en que demuestra amor es diferente de la forma en que demuestra o de la forma que otra persona ha demostrado por ti. Respete su individualidad y asuma sus faltas.

  • El "felices para siempre" apenas comienza con el "sí" en el altar. La realidad de la convivencia trae los lados buenos y no tan buenos de cada uno para una vida a dos y, para funcionar, es necesario que ambos inviertan tiempo, dedicación, paciencia y fe para salir bien, además de persistencia y compromiso.

  • Las dificultades externas vendrán. No dejes que las internas destruyan tu matrimonio.