10 Señales de que estás siendo una buena madre
  • Ser madre es el sueño de muchas mujeres, a pesar de ser algo extremadamente desafiante. Tal vez por eso mismo sea algo tan deseado. No hay ningún manual que enseña lo que las madres deben hacer, pues cada hijo, lugar y situación requieren actitudes diferentes. Pero, todas las madres del mundo, de vez en cuando, se preguntarán: ¿Estoy siendo una buena madre? Los desafíos de la maternidad pueden causar la impresión de que no somos capaces o que no conseguiremos. Sentimientos que obviamente no son la realidad.

  • Si usted consigue decir sí a por lo menos

  • uno de estos temas sólo tiene una certeza: su trabajo como madre está siendo muy bueno! 1. Una buena madre reconoce su papel Ser madre es mucho más que colocar a un niño en el mundo. Su rutina está prácticamente alterada para que usted pueda cuidar de este ser tan precioso. Y eso no es sólo mientras él es un bebé - será para toda la vida. Usted es mucho más de lo que era antes. Cuidando a su hijo, su propio crecimiento es inmenso. Recuerde: La influencia de las madres es fundamental en todas las culturas.

  • 2. Una buena madre tiene sus prioridades

  • Algunas situaciones obligan a las madres a alterar un poco sus pensamientos y actitudes. Y si usted ya no se liga por salir de casa sin bañarse (porque no dio tiempo), quedarse en casa en un fin de semana por la noche en lugar de salir con amigos o estar con la ropa sucia debido a algún incidente con el bebé usted es una buena madre.

  • 3. Buenas madres tienen días malos

  • Sabe aquellos días que usted no quiere ser molestado y se bloquea en el baño, tiene ganas de salir de casa y no volver más o tiene un dolor de cabeza inmenso y se queda sin paciencia con los niños y niñas las tareas? Si usted ha tenido al menos un día así que usted está siendo una buena madre.

  • 4. Buenas madres tienen buenos días

  • Estos son aquellos días que usted despierta temprano y todas las cosas fluyen como usted quisiera, los horarios se cumplen, las comidas son tranquilas, los niños están sonriendo y usted también. Si usted ha tenido un día así, seguramente ha sido una buena madre.

  • 5. Una buena madre tiene días simples

  • Saber decir no a todas las invitaciones, al impulso de quedarse sólo en el celular, a dejar la disposición de las cosas para jugar un poco con su hijo o la vajilla en el fregadero para ayudar en la tarea . Si usted entiende que las cosas simples son más importantes, usted está siendo una buena madre.

  • 6. Una buena madre duerme temprano

  • La vida de las madres es tan cargada y llena de desafíos que al llegar la hora de dormir ella simplemente cierra los ojos y duerme. Y su sueño es el descanso del justo, pues quien hizo más por todos en la casa? ¡Seguro que estás siendo una buena madre! 7. Buenas madres saben

  • "Descansen tranquilas, madres reales, sólo el hecho de que usted se preocupa de ser una buena madre significa que usted ya está siendo una".

  • 8. Buenas madres incentivan

  • Su hijo hace un dibujo y se convierte en la obra de arte más bella que usted ha visto. Usted alaba y pone en la puerta de la heladera. Usted alienta a su hijo a ser mejor, lo abraza, alaba siempre. Él sabe que usted lo ama. Él mira en sus ojos, ve su sonrisa y su corazón se llena de fuerzas para continuar. Momentos importantes que quedarán para siempre en el corazón de los pequeños. Sin duda, usted está siendo una buena madre. 9. Las buenas madres se ríen mucho. La leche se derramó, y se ríe. No dio tiempo para cerrar el pañal antes del chorro y se ríe de nuevo. Usted no encuentra las llaves, olvida a un hijo en casa, no coloca el jabón en la lavadora ... Estas divertidas aventuras forman parte de ser una buena madre.

  • 10. Una buena madre no es perfecta

  • Nadie nace sabiendo. Los errores forman parte del crecimiento. Buenas madres lo saben y lo harán mejor la próxima vez. Ser confusa, frustrada e irritada forma parte del crecimiento de una buena madre.

  • Las madres son fundamentales para la existencia de la sociedad. Buenas madres como usted harán el mundo un lugar mejor.

  • Lea también: 12 maneras de ser la peor madre del mundo