10 Razones por las que preferiría estar solo a tener un cónyuge infiel
  • La mayoría de la gente afirma que dejaría a sus parejas en caso de traición, incluso antes de que tal situación les suceda, es decir, sin el calor de la emoción.

  • Generalmente cuando estamos de cabeza fría tomamos las decisiones correctas, por eso damos consejos cuando el problema no es nuestro, pues cuando no emocionalmente involucrados podemos ver el cuadro entero y de manera más clara. Pero, la cuestión es que siempre somos mejores en dar consejos que aplicarlos a nosotros mismos.

  • Lea: El mejor consejo sobre el matrimonio que usted nunca recibirá

  • Mientras el perdón deba ser usado abundantemente en el matrimonio, hay situaciones en que además del perdón, debemos también darnos a nosotros mismos una oportunidad de ser feliz - es el caso de un cónyuge que, trae repetidas veces. Muchas veces esto implica perdonar y seguir adelante, lejos del traidor.

  • Esa es la parte más difícil para quien todavía ama y está profundamente herido. La razón nos dice que debemos alejarnos de una fuente continua de dolor y decepción. La emoción nos dice que todavía tenemos condiciones de perdonar una vez más, dar otra oportunidad, intentar recomenzar. La reseca de la nariz y las lágrimas del traidor nos convencen una vez más que eso nunca más sucederá de nuevo.

  • Pero cuando usted quiere dar un basta, una sensación conocida puede paralizarlo: El miedo. Miedo de la soledad, miedo al arrepentimiento, miedo de estar tomando la decisión equivocada y ahí usted acepta, da otra oportunidad y se acomoda. De ahí a poco el dolor se atenúa, rabia y pena son barridos hacia debajo de la alfombra y la vida parece volver a la normalidad.

  • Lea: Divorcio: Cuando es el momento de decir basta

  • Entonces sucede de nuevo y nos vemos arrastrados dentro del ciclo vicioso de la dependencia y el autoengano de que un día las cosas van a ser diferentes.

  • El dolor, la vergüenza y la sensación de fracaso toman cuenta y en ese punto la autoestima prácticamente no existe más. Así los años van pasando.

  • Si usted puede ver a sí mismo viviendo en ese ciclo y sintiendo la vida desvanecerse, vea a continuación por qué es preferible quedarse solo a vivir con un infiel:

  • Una relación sana debe basarse en la confianza, el respeto y la consideración mutua. Nadie debe merecer menos que eso.

    1. El matrimonio es compromiso con la felicidad del otro. Si su cónyuge no desea su felicidad tan bien como usted intenta hacerlo feliz, no hay motivos para continuar con él.

    2. Alguien que elige traicionar repetidamente es alguien sin firmeza y que no sabe discutir y enfrentar los problemas y tiende a huir de ellos. Es un comportamiento a largo plazo y que no cambiará.

    3. Los padres son modelos para los hijos. ¿Es ese comportamiento que quieres que tus hijos aprendan?

    4. Mantener a un cónyuge traidor en su vida es una carga que le impide cuidar de sí mismo. Libérese del traidor y comience a cuidar de sí mismo.

    5. Al enfrentar sus miedos e inseguridades y tomar la decisión de cuidar de sí mismo y encontrar un nuevo rumbo en la vida, usted se sentirá más seguro y con fuerzas renovadas.

    6. Menor riesgo. Tener relaciones extramatrimoniales es malsano; alguien que arriesga la propia salud así como la suya, no es alguien en quien usted quiera seguir poniendo su confianza.

    7. Por más que perdones, en tu mente habrá siempre la abrumadora inseguridad de la pregunta: ¿Por qué fui cambiado? Usted va a cuestionar el propio valor constantemente y sentir su autoestima siendo aplastada cada vez que usted mira a esa persona que no ve en usted razones suficientes para permanecer fiel.

    8. Paz espiritual. Cada vez que esa persona lo toque, la imagen de la otra persona (u otras personas) invadirá su mente. Salir de la relación no realmente "limpiar" esas imágenes, pero le dará espacio (lejos de los toques) para buscar la curación.

    9. Confianza en uno mismo. Al vencer sus miedos, girar la mesa y decidir cuidar de sí mismo, su confianza en sí mismo crecerá. Un sentido de madurez y esperanza tomará cuenta de ti y lo impulsará hacia un futuro mejor. Lo importante es aprender de la experiencia y no repetir los errores del pasado.

    10. Lea: Manual de supervivencia después de un divorcio

  • No existe un camino fácil. A veces sólo permanecemos en una relación nociva por miedo a enfrentar la realidad. Al concientizarnos de que no merecemos menos que alguien dispuesto a cuidar de nuestra felicidad mientras cuidamos de él, que merecemos ser amados y valorados por quienes somos, estaremos en el camino de encontrar una relación sana, ni que sea consigo mismo.