10 Prácticas de corrupción comunes en el día a día del ciudadano
  • Son unánimes las reclamaciones con respecto a la corrupción en la vida pública y empresarial, pero el acto de corromper o de ser corrompido, desgraciadamente, está en todas las capas de la sociedad. El problema es que muchos todavía no se han dado cuenta de que las actitudes acostumbradas y aparentemente inofensivas también son corruptas. Una encuesta realizada por la Universidad Federal de Minas Gerais alerta para ese desvío social.

  • Así, hay que actuar en el sentido de evitar la corrupción, combatiendo la causa y no sólo las consecuencias. Para ello, un buen comienzo es enumerar algunas prácticas ilegales rutinarias.

  • 1- Querer tomar ventaja en todo

  • La práctica del "modo" desgraciadamente está inserta en los usos y costumbres de muchas personas. Lo peor es que "llevar ventaja" ya se ha convertido en sinónimo de inteligencia e incluso de inteligencia. Muchos se jactan por sobornar al guardia de tránsito, falsificar documentos para tener acceso más barato a los cines, robar fuentes de vecinos practicando el famoso "gato", comprar productos falsificados y otras innumerables prácticas que incluso siendo claramente ilícitas son tenidas por muchos como normales.

  • 2- Deshuesar el derecho ajeno

  • Pocas personas paran para pensar que la corrupción tiene un sentido muy amplio y corresponde a cualquier acto que perjudique a otra persona, aunque la intención sea sólo beneficiarse. Siendo así, perforar fila, no dar lugar para ancianos y discapacitados o usar vacantes y asientos destinados a ellos son actos que demuestran carácter débil y corruptible.

  • 3- Engañar o perjudicar

  • Teniendo o no intención, siempre que perjudicamos a alguien con el objetivo de beneficiarnos estamos siendo corruptos. Engañar a los demás, buscando sólo los propios intereses, debería tenerse en cualquier situación como un acto abominable, pues nada justifica esta práctica.

  • 4- Burlar leyes del tránsito

  • No obedecer a placas o leyes de tránsito además de poner en riesgo la propia vida y la de los demás es indigno y representa gran perjuicio social. Si no hubiera normas la sociedad se transformaría en una gran anarquía, obedecerlas y preservarlas es del interés de todos.

  • 5- Subornar

  • Inducir a cualquier persona, en cualquier situación, al incumplimiento de su deber mediante ventaja es siempre corrupción. La propina es un acto muy antiguo, estando incluso presente en la Biblia, ¿quién no sabe las consecuencias de la actitud de Judas al dejarse corromper y traicionar a Jesús a cambio de algunas monedas?

  • 6- No pagar impuestos

  • Muchos claman por un gobierno más honesto, sin embargo, evitan impuestos y perjudican el patrimonio público sin el menor pudor.

  • 7- Mentir

  • Toda mentira es una depravación y, por lo tanto, faltar con la verdad en cualquier situación es un acto de adulteración.

  • 8 - Falsificar

  • Cambiar o fraude es siempre un acto despreciable, criminal y deshonesto. No existe falsificación inofensiva o pequeña falsificación. No se puede intentar ofuscar la realidad a través de excusas descabelladas.

  • 9- Dar o aceptar cambio equivocado

  • Desafortunadamente muchos hacen bromas cuando reciben cambio mayor de lo que le es correcto o, aún peor, cuando dan cambio a menos. La honestidad es actuar correctamente incluso en las pequeñas cuestiones.

  • 10- No cumplir deberes

  • Todo tipo de deber debe ser respetado, no existe en ese sentido nada que sea irrelevante; el deber es siempre deber.

  • Es necesario que quede claro que la corrupción es siempre una falla grave y debe ser combatida incluso en proporciones pequeñas. Siendo una cuestión educativa, la orientación y el ejemplo de los adultos son fundamentales para el exterminio de esta práctica tan dañina para la sociedad.

  • Nota de la edición: Que los padres puedan tener cuidado al enseñar a sus hijos, atentando para que estas prácticas cesen o no formen parte del ejemplo dado a la familia, solamente así tendremos un país mejor.