10 Verdades no tan románticas sobre la boda que usted debe conocer
  • ¿Quién no necesita seguridad en los momentos de incertidumbre del matrimonio? Y, sí, la vida a dos está llena de altos y bajos y no todos están preparados para enfrentar los desafíos que rodean los hogares. Escuchar algunas verdades sobre la vida de los casados ​​puede ayudar en estos desafíos.

  • Hay 10 verdades no tan románticas sobre el matrimonio que cada pareja necesita saber:

  • 1. Las palabras dulces pueden ser olvidadas

  • En el noviazgo la pasión es intensa, el respeto es la base de la relación y las palabras dulces están siempre en la punta de la lengua . Sin embargo, cuando pasa la fase de la pasión y el matrimonio muestra su verdadera "cara" repleta de desafíos muchos olvidan las palabras dulces usadas en el noviazgo como: "amor", "querido", "benito". Se sustituye por: "Mujer", "Hombre", "holgado (a)" o los nombres propios de las parejas.

  • Las palabras dulces necesitan ser presentes en los días felices, pero son en los días de dificultades que ellas son esenciales, pues a través de ellas marido y mujer pueden recordarse por lo que y por quienes están luchando.

  • 2. Tendrá que ceder

  • Generalmente, cuando somos solteros solemos hacer las cosas de nuestra manera, sin preocuparnos por la opinión de otros. Sin embargo, cuando el asunto se trata de matrimonio, las cosas cambian, y cómo cambian ... Cada decisión que involucra a la familia necesita ser comunicada, marido y mujer juntos decidirán lo mejor para su hogar.

  • Algunas decisiones pueden no agradar a uno, pero si es por el bienestar de la familia, los caprichos egoístas deben dejarse de lado.

  • 3. Los problemas pueden aumentar

  • En su vida de soltero usted creía que tenía problemas, espera estar casado para ver! Por supuesto, no serán los problemas de antes, porque ellos serán minúsculos ante lo que usted se enfrentará. ¿Sabes porque? Porque el matrimonio es responsabilidad y compromiso. Sin embargo, es importante recordar que sus mayores logros y los días más felices días de su vida, sólo se pueden encontrar en el matrimonio.

  • 4. Abandonar algunos lujos

  • Cuando se vive con los padres, se suele alimentar algunos lujos, como por ejemplo: ir cada semana a la manicura o pagar muy caro en el lanzamiento de una bota. Muchos lo hacen, porque pueden, les gusta y no tienen compromiso con nada o nadie.

  • Sin embargo, cuando el asunto es matrimonio, la familia es prioridad. La pareja prioriza las necesidades de los hijos y de la casa y, crea, los lujos se dejan como segundo plano y muchos de ellos son hasta olvidados.

  • 5. El tiempo es corto

  • En la vida de soltero el tiempo se gasta aleatoriamente, los niños no saben si van a ver el fútbol en la casa de los amigos y las niñas no saben si van al centro comercial, pierden "horas" hasta que decidan.

  • En el matrimonio, el tiempo se administra cuidadosamente. Los padres velan por el tiempo con los hijos, hasta que tengan que dejarlos en el colegio y van al trabajo. Si la madre está en casa, ella corre con el almuerzo, limpieza de la casa, cuidado con los hijos y, si queda "tiempo", cuida un poco de ella.

  • 6. Usted llorará muchas veces

  • La vida a dos es muy complicada, porque usted tendrá que lidiar con las diferencias, saber ceder y olvidar muchas cosas en favor del bienestar de la familia. La acción de esta forma requiere noches maldivas y muchas lágrimas derramadas en la almohada.

  • Sin embargo, cuando usted encuentra apoyo de su cónyuge y de la familia delante de momentos tristes o felices, entonces usted percibe que cada esfuerzo no fue en vano.

  • 7. Poco descanso y mucho trabajo

  • Cuando se casan descansar es lujo, si la madre está en la lavandería, después del almuerzo, allí están más ropas sucias (aunque ella haya lavado por la mañana). El marido siempre tiene algo que arreglar.

  • Entonces, usted se acuerda de que sus padres y se da cuenta de que los hijos aprenden a valorar los esfuerzos de los padres cuando se convierten en padres, ya que descubren cuánto se sacrificaron para cuidar de la familia.

  • 8. Los defectos aparecen

  • El noviazgo es la etapa de la perfección, sin embargo, es en el matrimonio que las imperfecciones son vistas de forma clara. ¿Por qué sucede esto? Cuando se está enamorado, la mirada de muchos se vuelve sólo hacia el lado bueno del compañero.

  • Sin embargo, ese es un error fatal que la mayoría comete, porque es en el noviazgo que los defectos deben ser observados. Después de casados, lo mejor es cerrar los ojos a las fallas y arregalarlos a las calidades.

  • 9. Sentirá falta de sus padres

  • Cuando se vive con los padres, ellos hacen todo para que usted se sienta feliz y, incluso crecido, a los ojos de la madre siempre será el "bebé" de ella. Y, a los ojos de su padre, "el niño" de él. Estos cuidados estarán siempre en sus recuerdos.

  • Cuando se casan, dejamos de asumir el papel de "bebé" y nos convertimos en padres, pues somos nosotros quienes necesitamos cuidar, proteger y amar a los hijos.

  • 10. Usted sentirá dudas y temor sobre la elección que hizo

  • Generalmente, la duda para los solteros es sobre quién será su mejor opción para casarse, pero para los casados ​​la duda se refiere al tipo de vida que están llevando, principalmente, si el cónyuge no suplió con sus expectativas tan soñadas y no proporcionó la vida tan deseada. Tal vez, usted no tenga la vida "soñada" o, tal vez su vida sea mejor aún que su sueño, pero usted sólo necesita "despertar".

  • Ante tantas responsabilidades con la familia, muchos sienten miedo. Esto es normal y puede ser superado con el empeño de la pareja en permanecer juntos, bajo cualquier circunstancia. Ambos tienen que agarrar las manos el uno del otro, sin embargo, ellos nunca deben abandonar el "barco", pues el matrimonio es asociación y compañerismo en días de sol y en días de tormentas.