10 Puntos importantes al elegir una guardería para su hijo
  • Antes del término de la licencia de maternidad, las mamás tienen mucho que organizar para que su bebé esté seguro y para que puedan retomar la rutina con tranquilidad. Hay que considerar quién va a pasar a cuidar de su hijo. Entre las opciones, existen niñeras, enfermeras que atienden en casa, las abuelas y guarderías. Considere los pros y los contras de cada uno y elija lo que mejor se adapte al perfil de su familia. En este artículo, ponemos puntos muy importantes a ser observados cuando se opta por dejar el bebé en una guardería. Esperamos que ayude.

  • 1. Ambiente

  • El ambiente de una guardería debe ser limpio, amplio y ventilado, además de ser cálido y estimulante para el bebé. Haga algunas visitas al lugar antes de elegir, pues sólo así podrá estar seguro de que se trata de un lugar con las cualidades que usted juzga esenciales.

  • 2. Higiene

  • Compruebe las vestimentas (incluso zapatos) de las funcionarias que tratan con los bebés y los alimentos. Todas deben mantenerse siempre limpias y bien ordenadas y aquellas que trabajan con la comida deben mantener un gorro en los cabellos todo el tiempo y manipular los alimentos con guantes. Pida para visitar la cocina y vea cómo los alimentos son higienizados y preparados.

  • 3. Calidad de los profesionales

  • No tenga vergüenza de preguntar sobre cursos frecuentados por las funcionarias y el tiempo de experiencia que ellas tienen. También pregunte sobre cómo es la dinámica del bario: cuántas cuidadoras son designadas para mirar a cada bebé, como ellas hacen caso un niño no quiera comer o dormir, etc. Hablar con las cuidadoras es la mejor forma de sentirse seguro acerca de su decisión.

  • 4. Ubicación

  • No sirve para encontrar una guardería maravillosa que quede lejos de su ruta diaria. Usted debe elegir una institución que esté cerca de su casa o de su trabajo - en el camino entre ambos es ideal -, ya que si necesita ir rápidamente a la guardería por algún motivo, puede hacerlo sin problemas. 5. Libertad para visitar

  • Una buena guardería no tiene nada que esconder. Opte por un local que permita que los padres visiten a sus hijos a la hora que deseen, sin necesidad de programación previa. Por lo tanto, usted será más seguro en cuanto a su elección.

  • 6. Seguridad

  • Existen dos aspectos relacionados con la seguridad que deben considerarse. El primero de ellos se refiere a la restricción de la entrada de personas extrañas en la institución, aunque éstas sean parientes de los niños. Ver si la guardería exige que deje un listado de las personas autorizadas a visitar o incluso llevar y coger al bebé; si ellos piden que deje teléfono de familiares que deban ser contactados si los padres se ausenten; o si, para que su hijo sea retirado del sitio por otra persona, usted debe autorizar.

  • El segundo aspecto a ser observado es en cuanto a la seguridad de los bebés. Cuando empiezan a gatear y caminar, los bebés sufren caídas. Eso es normal. Lo que no es normal es que el ambiente permita que estos pequeños accidentes se vuelven algo grave por falta de seguridad. Vea también la calidad de las cunas, si tienen protección acolchada o si usted debe suministrarlas, si la estructura ha sido bien montada y si el bebé no es capaz de saltar las rejillas. Observe también cómo y dónde se hacen las comidas.

  • Existen guarderías que poseen cámaras para monitoreo de los padres vía internet, lo que es una maravilla. Los padres se quedan mucho más tranquilos y la institución logra mantener un control más rígido sobre sus empleados.

  • 7. Nutrición

  • La alimentación correcta es de extrema importancia para el desarrollo adecuado de un bebé. En casa, solemos seguir a la raya las órdenes del pediatra y esperamos que lo mismo suceda en la guardería en que nuestro hijo se quedará durante el día. La institución debe tener un nutricionista. Eso es muy importante. Además de las orientaciones de este profesional, usted debe informar a las cuidadoras si su hijo tiene alguna intolerancia alimentaria, si hay algo que no le gusta comer o si tiene algún alimento que usted no quiere que le sea ofrecido. Informe siempre las orientaciones del pediatra sobre la "franja etaria alimentaria" en que su bebé se encuentra. Si la guardería respeta y acepta las instrucciones de los padres, no hay con qué preocuparse. Sin embargo, si se muestran muy inflexibles, usted tendrá problemas.

  • 8. Atención

  • La dirección de la guardería debe estar siempre abierta a atender cuestionamientos, dudas, reclamaciones y pedidos de los padres. Ellos deben seguir las directrices de la institución, pero entender que sus clientes son los padres y que si éstos no son bien atendidos siempre, no confiarán a sus hijos a ellos.

  • 9. Precio

  • No creas que la guardería más cara es la mejor. Esto no se aplica en absoluto. Existen guarderías municipales de varias ciudades brasileñas que tienen calidad superior a las pagadas. No tenga prejuicio. Visite estos lugares para conocerlos. Hay instituciones que cobran mensualidades más caras que muchas facultades sin necesidad alguna y la calidad del servicio que prestan no es satisfactoria. Tenga en cuenta el valor que usted puede pagar y buscar. Pregunte a otros padres, visite varios lugares, vea si el poder público de su región tiene evaluaciones sobre las guarderías locales, encuentre reportajes y otra información sobre las guarderías que usted ha visitado.

  • 10. Cuidados de Enfermería y Primeros Auxilios

  • No hay, en Brasil, una ley que obligue a guarderías a mantener un plantonista del área de enfermería en estas instituciones. El proyecto de ley PL 1616/2011, de autoría de la Sra. Sueli Vidigal, pedía la presencia obligatoria de, como mínimo, un enfermero o técnico en enfermería en las guarderías y escuelas de educación infantil de la red pública del país, para brindar atención inmediata a los niños que sufren accidentes en el ambiente escolar. Pero, tras casi un año de tramitación en la Cámara de Diputados, el proyecto fue rechazado.

  • Esto no significa que los padres deben conformarse. Preguntar sobre el entrenamiento en primeros auxilios y si hay algún profesional del área de salud que pueda atender inmediatamente a su hijo en la guardería es un derecho suyo y un punto muy importante para que usted confíe plenamente en aquellos con quienes está dejando a su bebé.

  • Son muchas las cuestiones a ser chequeadas antes de matricular a su bebé en una guardería. Usted debe estar atento a todos los detalles y saber que preguntar no es motivo de vergüenza. Usted está dejando su bien más preciado bajo el cuidado de otras personas y, con seguridad, espera que ellas hagan lo mejor por él. ¡Buena suerte!