10 Hábitos de familia sana física y emocionalmente
  • Una guerra está siendo trabada entre aquellos que desean una vida más sana y un mundo cada vez más sedentario y con alimentos que nos hacen mal. Para cada vez más personas su día a día es pasado sentado frente a un ordenador, por ejemplo; con horas de almuerzo tan cortas que no consiguen hacer una comida adecuada y al final del día, poco tiempo para hacer algún ejercicio. Por otro lado, es publicitado que si queremos ser saludables necesitamos ir a un gimnasio y pasar allí nuestro (poco) dinero. A pesar de que el ejercicio en gimnasios, e incluso una dieta rigurosa, pueden ayudarnos a perder esos quilitos más , lo que realmente hace la diferencia para nuestra salud son nuestros hábitos diarios.Trabajo en equipo

  • La salud de la familia debe ser un trabajo de equipo. Con esto quiero decir que es muy complicado una persona estar controlando lo que come cuando, a la mesa de la cena, tendrá que ver a sus familiares compartiendo grandes comidas y sabrosos postres. Toda la familia necesita ayudar a que todos se vuelvan más sanos. Todos los siguientes hábitos implican un trabajo en equipo.

  • 6 hábitos para fortalecer a su familia 1. Planear bien el desayuno y el almuerzo

  • Cuando tenemos un plan sobre lo que vamos a tomar en el desayuno y hasta lo que vamos a almorzar entonces minizamos el riesgo de escoger cosas al azar
  • . y, en ese proceso, elegir algo menos sano. Podemos empezar por elegir una o dos cosas (para variar) para comer en el desayuno todos los días; para el almuerzo podemos hacer un plan sano para esas comidas y ser fieles a ese plan. Al hacer esto vamos a facilitar nuestras compras mensuales en el supermercado.

  • 2. Ejercicio en casa Podría decir que deberíamos ejercitarse una hora al día todos los días, pero eso podría ser irrealista para quien tiene un día muy lleno con el trabajo, con los deberes de la casa y con los hijos. El consejo del Dr. Oz es hacer al menos 20 minutos de ejercicio al día - todos los días - en nuestra propia casa. Él aconseja hacer en casa porque cuando salimos de casa, ya vamos a pasar más de 20 minutos y eso puede perjudicar nuestra rutina diaria y animar a la pereza. Cuando hacemos nuestro tiempo para el ejercicio como algo conveniente, entonces menos excusas vamos a encontrar para no hacer ejercicio. 3. Los padres deben decidir la alimentación en casa

  • A veces existe la tendencia a comprar dulces y galletas porque a los niños les gusta mucho. El problema de tener dulces en casa es que la tentación para comerlos será mayor y, eventualmente, ellos serán comidos. Restringir hace que la tentación, principalmente, para los niños, sea mayor pero, si los dulces no son una constante desde el principio entonces ni siquiera van a sentir falta. Incentivar cuando tengan hambre para comer una fruta, por ejemplo, va a crear un excelente hábito en los niños.

  • 4. Cena todos juntos todas las noches Al menos una comida diaria debe ser hecha en familia. Nuestra salud física está muy ligada a nuestro estado emocional y, cuando toda la familia se junta en armonía durante una comida, la salud de la familia seguramente mejorará. 6 pasos para iniciar la tradición de cenar en familia

  • 5. Jugar en familia

  • No hay nada mejor para los niños que tener ese momento del día en que el padre y la madre se unen a la broma con ellos. Estos juegos pueden ser juegos que involucran alguna actividad física, como un pequeño juego de fútbol, ​​un juego de baile o incluso correr de un lado a otro para "agarrar a alguien. ¡Este tipo de juego une más a la familia y también se aprovecha para hacer ejercicio!

  • 6. Permitir que los niños llamen la atención

  • Si deseamos que los niños crean hábitos saludables y sabiduría para hacer las mejores elecciones entonces debemos permitir que ellas nos llamen la atención cuando nosotros mismos elegimos un mal alimento. Esto les ayudará a sentir que no son las únicas a tener restricciones

  • y que los padres están al lado de ellos.
  • 7. Contar a los niños una historia antes de acostarse o conversar con las más jóvenes

  • Cuando están cansadas es que bajan la guardia. Dr. Oz afirma que es en ese momento que somos realmente capaces de saber lo que está en la mente de ellas y lo que les preocupa. En estos momentos el lazo padres-hijos se vuelve aún más fuerte.

  • 8. Rutina antes de acostarse

  • Una buena noche de sueño nos mantiene sanos. Según el Dr. Oz, "la mitad de los adultos estadounidenses perdió la capacidad de dormir, y no dormir las 7 horas mínimas está contribuyendo a un aumento del riesgo de ataque al corazón y AVC's". Nuestras habitaciones deben ser ventiladas y oscuras, es decir, sin las luces de los aparatos eléctricos parpadeando y con una ventana bien cerrada. Si no podemos dormirse entonces podemos levantar, leer un buen libro o meditar, y eso nos ayudará a relajarnos. 9. Intimidad de la pareja La intimidad entre la pareja también es un hecho que influye en la salud emocional y, aliado a ello, también tiene grandes beneficios para la salud física de cada uno.

  • 10. No quedar con mucho hambre

  • El mayor error que una persona piensa cuando desea perder peso es: "tengo que dejar de comer". Los nutricionistas aconsejan exactamente lo contrario - hay que comer más veces al día. Cuando permitimos que largos períodos de tiempo pasen entre cada comida entonces una hormona se liberará - la Grelina (hormona del hambre) - y él tarda 30 minutos para disipar. Durante ese tiempo vamos a tener la voluntad de comer todo lo que aparece y, si estamos de estómago vacío, más cosas vamos a querer. Lo recomendado es comer de 3 en 3 horas - eso acelera nuestro metabolismo, sentiremos menos hambre a lo largo del día.

  • Definiendo buenos padres y madres

  • Ahora empiece a poner estos consejos en práctica para tener una familia sana en todos los sentidos.