10 Alimentos que los niños necesitan ingerir hasta los 10 años (no todos los comen todos ellos)
  • Una alimentación sana en la infancia debe incluir las fuentes de todos los nutrientes necesarios para promover la salud general, el crecimiento y el desarrollo normal de los órganos y los nervios. Por ejemplo, una alimentación pobre en zinc (berro, frijoles, maní, etc.) puede perjudicar el crecimiento, así como la capacidad cognitiva. La falta de calcio (hojas verdes, lácteos, sardinas, etc.) puede causar dientes y huesos débiles, problemas circulatorios, entre otros. Por otro lado el exceso, como de carbohidratos causa obesidad, desnutrición y alteraciones glucémicas. El secreto es proporcionar todos los tipos de alimentos en las cantidades adecuadas. Por eso, todo niño necesita ingerir estos alimentos para un crecimiento sano.

  • 1. Leche materna

  • Fundamental en los primeros 6 meses de vida. Es un alimento completo y perfecto para el metabolismo del bebé, con la cantidad ideal de los nutrientes esenciales para esa fase tales como: grasa, azúcar, proteínas, sales minerales, vitaminas y agua. Además, fortalece la inmunidad infantil. Después de los seis meses otros alimentos deben ser incluidos (excepto leche de vaca sin indicación del pediatra), pero el niño debe continuar amamantando hasta los 2 años o más.

  • 2. Arroz y frijoles

  • Es una excelente combinación. Juntos poseen los aminoácidos esenciales que el organismo necesita. El arroz (integral) es rico en fibra, es un carbohidrato complejo que proporciona energía y ayuda a absorber los nutrientes del frijol, que a su vez es rico en hierro y vitaminas del complejo B. Estudios recientes concluyeron que tienen efecto en la prevención del cáncer oral y de mama, por ser ricos en fitoquímicos y antioxidantes.

  • 3. Vegetales verdes foliares

  • Como la col, por ejemplo, que es una gran fuente de calcio y aún contiene magnesio - que junto con la vitamina D y otros nutrientes, ayuda al calcio a fijarse en los huesos - a diferencia de la leche de vaca . Todavía contiene vitamina A, C, ácido fólico, hierro, potasio, fibra y clorofila, que combate el cáncer. Otras opciones son berro, acelga, lechuga, almeirón, achicoria, coliflor, espinaca, mostaza, escarola, hoja de brócoli, hoja de remolacha, rúcula.

  • 4. Legumbres, raíces y tubérculos

  • Fuentes de vitaminas, casi sin contenido de grasa y poco carbohidrato, las verduras (calabaza, chuchu, chile, cebolla, etc.), los tubérculos (zanahoria, patata, caracteres, etc.) las raíces (patata dulce, zanahoria, remolacha, mandioca) son esenciales para la salud. Proporcionan varias vitaminas, sales minerales, carbohidratos complejos, fibras y energía.

  • 5. Frutas

  • Proporcionan vitaminas, minerales y fibras alimentarias, son antioxidantes, reguladores, refrescan, hidratan y favorecen compuestos protectores que ayudan a regular el organismo y antioxidantes - esenciales en la protección de las células. Incluya al menos 3 tipos de frutas en la alimentación de sus hijos todos los días. Dé la fruta y no los jugos.

  • 6. Huevos

  • Son fuentes de proteínas y ayudan en la formación del tejido cerebral. Se puede dar a los niños alrededor de los 7-8 meses, pero en pequeña cantidad (un cuarto de yema), cocido o poché. Deje para ofrecer la clara a partir del primer año, pues corre menos riesgo de reacciones alérgicas.

  • 7. Carne

  • Alimentos de origen animal son fuentes de proteínas, los "constructores" del organismo, beneficiándose de huesos y tejidos. La carne proporciona muchos nutrientes esenciales para el crecimiento y el desarrollo infantil. Es fuente de hierro (combate a la anemia) y cinc (ayuda en el crecimiento). Prefiera servirla cocida o preparada en ollas de teflón sin aceite. Diversifique con pollo, cerdo o pescado. Los huevos y algunas leguminosas como el grano pueden ser sustitutos de la carne. Evite la soja, especialmente para los niños.

  • 8. Pescado

  • Es un alimento rico en omega 3 que beneficia el corazón, ayuda a formar músculos y huesos. Prefiera los sin espinas como el atún o el salmón. La sardina es una gran fuente de omega 3, pero debe ser ofrecida con cuidado debido a las espinillas, por lo que deje a los niños mayores. Deben ser cocidos o asados ​​a la parrilla. Evite las frituras.

  • 9. Leche y derivados

  • Son buenas fuentes de proteínas y calcio. Los yogures (prefiere los sin colorantes y conservantes) y leches fermentadas auxilian en el tracto intestinal debido a los lactobacilos. El equilibrio del tracto gastrointestinal es importante para absorber los nutrientes correctamente. Se va disminuyendo la cantidad de leche a medida que los niños crecen, pues alrededor de los 10 años el organismo disminuye (o cesa) la producción de lactasa - enzima que "rompe" la lactosa para que sea absorbida por el organismo.

  • 10. Castañas (oleaginosas)

  • La castaña de par, las nueces, la castaña de cajú y las almendras, son beneficiosas para la salud. Por eso es bueno incluirlas en la alimentación de los niños. Son fuentes de grasas que protegen el corazón y son anti-inflamatorias. Prefiera las sin sal y ofrezca pequeñas cantidades diarias como merienda.

  • Algunos consejos útiles:

  • Evite dar en la misma comida fuentes de hierro y calcio como, por ejemplo, frijoles y leche. El calcio entorpece la absorción del hierro y del cinc.

  • Junto con las fuentes de hierro, dé alguna fuente de vitamina C, (como una naranja de postre) que ayuda a absorber el hierro.

  • Evite la leche si el niño tiene anemia. Leer más aquí.