10 Habilidades esenciales para las parejas que se ocupan del estrés
  • Que todo matrimonio tiene altos y bajos las parejas ya saben. Saben también que el estrés puede venir de varias fuentes, tales como problemas financieros, de salud o de la rutina diaria. Lo que generalmente las parejas no saben es que la mejor manera de luchar contra el estrés de la vida y de la relación es desarrollar habilidades tales como unión, aceptación y compasión entre otras y jamás caer en la trampa de culpar el uno al otro.

  • Cómo evitar que el estrés destruya su matrimonio
  • Barbara Markway, doctora en psicología con más de veinte años de experiencia y autora de libros sobre relaciones, aconseja a las parejas a desarrollar 10 habilidades para lidiar con el estrés y permanecer juntos:

  • 1. Aceptación

  • La aceptación no es sinónimo de aprobación. Usted puede no aprobar la situación, pero la aceptación puede crear una pausa para que la pareja se sitúe y perciba que no todos los problemas tienen solución, o al menos no tienen una solución simple sino que la habrían encontrado.

  • 2. Unión

  • Unión significa asociación incluso en momentos de crisis. La unión no busca culpables, busca soluciones. Enfrentar las crisis juntos fortalece la unión aunque ambos permanezcan sobrecargados. La Dra. Bárbara sugiere hacer lo que ella y su marido hacen: Expresar su deseo de estar con el otro aunque no puedan en el momento. Un sms diciendo: Me gustaría estar con usted ahora y su mano tiene un gran efecto en el ánimo de su pareja.

  • 10 sugerencias para renovar los votos de amor y unión en la boda
  • 3. Foco correcto

  • Foquem en el problema y no el uno en el otro. Algunas veces las parejas enfrentan situaciones en las que no pueden buscar la ayuda el uno en el otro. En ese caso lo mejor es enfocarse en el problema y en la solución mejor para ambos, como en el caso de ambos enfermarse, u otro revés.

  • 4. Buscar recursos

  • Busquen ayuda de terceros cuando no puedan resolver el problema. Como en el caso de estar ambos enfermos, pidan ayuda de un pariente para cuidar de ustedes, de los niños (si los hay), de la casa y dejen claro que les gustaría cuidar el uno del otro, pero que no pueden.

  • 5. Flexibilidad

  • Aunque existen buenas razones para tener posiciones rígidas, muchas veces en momentos de estrés es bueno ser flexible. Tareas y reglas a cumplir no son más importantes que las personas a ser amadas y comprendidas.

  • 6. Tolerancia

  • Nadie reacciona de la misma manera ante desafíos estresantes, no hay reacción correcta o equivocada. Algunas personas prefieren recoger y llorar, otras hacer una caminata o ver la televisión. Por eso, sea tolerante con su pareja y en su manera de reaccionar, sin cobranzas.

  • 4 lecciones que aprendí con el matrimonio
  • 7. Cultivar el humor

  • Si las cosas ya están mal, reír un poco no va a empeorar nada y puede incluso darles renovado ánimo para reaccionar a los altos y bajos. Una frase espirituosa o broma sobre la situación (si cabe) puede desestresar y abrir el camino para un diálogo productivo.

  • 8. Priorizar

  • Establezca lo que debe hacerse en el momento y lo que puede esperar hasta que las cosas vuelvan a la normalidad. Asegúrese de que usted y su pareja se están cuidando, alimentándose y teniendo sueño de calidad mientras se ocupan del problema presente. Usted no va a querer agregar problemas de salud a los problemas que ya se presentan.

  • 9. Constancia

  • Si la cuestión estresante no está ligada a la relación, eviten en el momento discutir problemas conyugales. Sólo continúen apoyándose mutuamente y estén cerca. Demuestre el apoyo a través de pequeños actos de afecto y bondad.

  • 10. Practicar la compasión

  • La compasión es presumir lo mejor del otro. Es compartir el dolor el uno del otro y abstenerse de juicios. Presuma que tanto usted y su pareja están haciendo lo mejor que pueden en ese momento y en esa circunstancia.

  • 4 actitudes esenciales para construir una boda sólida