10 Efectos destructores de los celos en el matrimonio
  • Vale, pues, analizar con mayor cuidado, algunos efectos de los celos en el matrimonio:

  • 1- Baja autoestima

  • La baja autoestima del cónyuge es un elemento muy nocivo para la relación e influye de forma negativa en todos los comportamientos. La persona se siente inferior; no se halla apta o capaz de mantener la relación y transforma la propia vida y la del otro en continua tortura.

  • 2- Sentimiento de posesión

  • Es manifestación de arrogancia desear exclusividad total en la vida del cónyuge, imponiendo reglas como si no se tratase de otro ser humano. No se puede tratar a alguien como un objeto, como algo que se pueda manipular, prender y controlar.

  • 3- Paranoia

  • Cuando el pensamiento del cónyuge se vuelve repetitivo y negativo, funciona como un veneno para el matrimonio. El problema es que la mente en ese estado se transforma en un torbellino de emociones desconectadas y pasa a crear situaciones ilusorias muy impropias.

  • 4- Brigadas

  • Una relación donde los celos impera se caracteriza por la desarmonía y el descompás de la pareja. Una pelea por los celos, el otro, por perder la paciencia con el cónyuge y la tendencia es que eso se convierta en un ciclo muy peligroso.

  • 5- Inseguridad

  • El miedo a perder el cónyuge puede tomar proporciones muy graves. El celoso pelea y luego entra en pánico cuando el cónyuge pierde la paciencia, entonces llora y se humilla empeorando lo que ya está bastante complicado. La inseguridad es un gran trastorno en el matrimonio.

  • 6- Agresividad

  • Los celos son responsables por parte expresiva de los índices de violencia doméstica. La tiranía de un cónyuge celoso tiene como consecuencia el sentimiento de humillación y represión del otro, que con el tiempo acaba por sentir que la relación lo sofoca.

  • 8- Fragilidad

  • Un matrimonio bajo la tensión constante de los celos se deteriora y la relación se debilita ante el clima de tensión que el cónyuge inseguro crea en todo momento.

  • 9- Intranquilidad familiar

  • Los celos aniquilan la armonía y compromete la paz del hogar, alcanzando y desestructurando a toda la familia. No sólo la pareja sufre, sino también los hijos y cualquier persona que sea de la convivencia familiar.

  • 10- Infelicidad

  • Un matrimonio marcado por tantos efectos destructores no puede ser un matrimonio próspero. Es así como los celos terminan con cualquier posibilidad de edificación de una unión satisfactoria.

  • El celos es el responsable de la devastación de muchos hogares y el sufrimiento de muchas personas y, por lo tanto, debe ser controlado, fortificando la relación a dos a través de la confianza y el diálogo. A partir de eso será posible estrechar los lazos afectivos, en actitud positiva para que la relación se haga más fuerte y feliz.