10 Actitudes diarias para incluir gratitud en su vida
  • Movidos por la lucha en alcanzar lo que no tenemos o por el dolor por lo que perdemos, muchas veces nos olvidamos de observar las bendiciones en las pequeñas cosas que ocurren todos los días en nuestra vida. "Sólo hay dos maneras de vivir la vida: la primera es vivirla como si los milagros no existieran. La segunda es vivirla como si todo fuese milagro. Esta célebre cita de Albert Einstein traduce el asunto con maestría.Para desarrollar la gratitud, pensemos en actitudes cotidianas prácticas y de gran efecto:1- Al abrir los ojos por la mañana, dé la bienvenida al nuevo día

  • Despertar es vislumbrar nueva oportunidad de vida; se permita sentir la plenitud del momento. Quien comienza el día en vibraciones de alegría ve las horas transcurren como dones.

  • 2- Ore en varios momentos del día

  • No necesita ser una oración extensa, pero algunos segundos de elevación mental. Pida lo que necesita y agradezca lo que tiene. Reconozca la presencia de Dios en todos los momentos de su día: en la naturaleza, en las personas, en las situaciones y esté alerta para sus mensajes.

  • 3- Percibe su respiración

  • La respiración puede ser visto como un milagro, entonces, llene los pulmones con voluntad, aspire buenas energías y libre de las malas inspirando lentamente.

  • 4- Siente los latidos de su corazón.

  • Vivir es nuestro mayor regalo, así que imagine la sangre recorriendo una extensión considerable de vasos y arterias. Piense en la complejidad del organismo humano y en la gran maravilla que es el funcionamiento de su cuerpo.

  • 5- Cuida tu higiene con cuidado y dedicación. Es tan bueno poder cuidar del propio cuerpo, sabelo sano, limpio y perfumado. Observe sus gestos y actividades y siéntase bien consigo mismo.

  • 6- Cumpliendo a las personas con alegría

  • Recuerde el poder que tiene una sonrisa y sienta el regocijo de vivir en sociedad, de compartir su día con otras personas. Reconoce cuán bien recibes de los demás.

  • 7- Manifiesta amor, amistad y simpatía

  • No necesitamos sentir la falta de alguien para saber cuánto amamos, somos amigos o simpatizamos con las personas de nuestra convivencia. Demuestre sus sentimientos afectuosos.

  • 8- Valorar los momentos de comida

  • Poder nutrir convenientemente nuestro cuerpo es una gran bendición que merece toda nuestra atención y respeto. Busque alimentarse con calma, sintiendo el efecto de los alimentos y considerando la satisfacción de poder probarlos. Ni más, ni menos, sólo lo que su cuerpo necesita para revitalizarse.

  • 9- Encuentre dificultades como desafíos preciosos

  • Situaciones adversas forman parte de la vida y deben ser enfrentadas con coraje y fe. No se lastime, no comente los aspectos negativos; asuma sus responsabilidades y enfrente sus problemas con disposición.

  • 10- Al acostarse, piense en las bendiciones que vivió el día

  • Ninguno de nosotros sabe si se despertará para un nuevo día, sin embargo, programamos el despertador porque la esperanza es atributo natural del ser humano; pero raramente nos damos cuenta de ello. Aquel que duerme consciente de los dones divinos atrae buen ánimo y alegría para la propia vida.

  • Estas actitudes representan el mínimo ante tantos hechos raros y admirables que ocurren en el transcurso de cada día en que presenciamos la vida pulsar en nosotros. La gratitud es la gran palanca del contentamiento y, por elevar mentalmente a la persona, promueve disposición y atrae el bien para la propia vida.

  • Sé agradecido al Creador y transforma tus días para mejor. Para ser bendecido por la vida, primero tienes que sentirla como una bendición!