10 Cosas locas que las mujeres hacen y los hombres arrancan el pelo
  • Nosotros, mujeres, no somos ese bicho de siete cabezas. Es cierto, de vez en cuando somos sistemáticas. Pero sólo de vez en cuando. En ese momento, actuamos dentro de la normalidad, aunque nuestros maridos, novios o novios se vuelven locos cuando hacemos cosas como las enumeradas abajo:

  • 1. Comprar algo que realmente necesitamos. Una de las partes más sensibles del cuerpo masculino es el bolsillo. Entonces, cuando entramos en una tienda de cosméticos para comprar aquella supernecesaria máscara de hidratación para el cabello, que está en promoción por 100 Reales, casi se enfadan. Enfriamos si gastamos su dinero y también pasan mal cuando gastamos nuestro propio dinero.

  • Da a entender por qué reaccionan así. El dinero no se está gastando en los gastos básicos de la familia, tipo de agua, luz, mercado y accesorios nuevos para el coche.

  • Lea: 9 idiotas financieras que pueden arruinar su vida

  • 2. Tener una montaña rusa de emociones

  • No entiendo por qué los hombres implican tanto con nuestro vaivén emocional. ¿Qué problema hay en sonreír, llorar, regocijarse, enojarse, conmemorar, sufrir ... Eso sólo en la mañana?

  • 3. Intentar adivinar lo que ellos están pensando

  • La cuestión es que ellos no saben que conocemos bien esa mirada de lado! ¿Y cuándo parpadean tres veces seguidas? ¡No es buena cosa! Y si en vez de decir "alô", cuando nos atienden al teléfono, ellos "Hola" ?! ¡Hummmm, ahí tiene!

  • ¿Será que es cosa de nuestra cabeza? ¡Creemos que no! En realidad, no estamos seguros, pero si creamos un clima aburrido, surge una oportunidad de sacar la historia a limpio.

  • 4. Pensar que saben lo que estamos pensando

  • Es obligación de todo buen marido descifrar las 73 expresiones faciales y 54 posturas corporales más básicas de sus mujeres. Ellos necesitan saber que cuando levantamos la ceja en el ángulo de 20 grados estamos preocupados por ese cheque que aún no ha entrado en la cuenta. ¿Cómo pueden no entender una cosa tan simple?

  • 5. Dos horas para ir a la panadería

  • Ahí está otra queja sin fundamento. Vean con cuántas cosas necesitamos preocuparnos antes de salir de casa:

  • Hacer la lista de compras.

    • Pasar filtro solar, rímel, lápiz labial, perfume.

    • Intentar disimular esa espina dorsal enorme.

    • Pasar hidratante en las manos, piernas y codos.

    • Encontrar ropa que combinen.

    • Encontrar un gatito para el pelo que combine con la ropa.

    • Encontrar una bolsa que se combine con la ropa y con la goma de pelo.

    • Sacar las pertenencias de la otra bolsa para colocar en la que combina.

    • Colocar accesorios.

    • Encontrar esos gafas de sol - tiene que ser ésos.

    • Domar el pelo rebelde.

    • Calentar la plancha para guardar la franja.

    • Compruebe si hay dinero en la cartera.

    • Dar una pasada en la cocina para asegurarse de que la estufa está apagada.

    • Compruebe si las ventanas están cerradas.

    • Conectar el televisor en el último volumen para que los ladrones piensen que hay alguien en casa, etc.

    • ¿Acaso tenemos superpoderes para hacer todo esto en pocos minutos?

  • 6. Cambiar de ropa en la última hora

  • Ellos se vuelven locos cuando nos ven vestidos y piensan que estamos listos ... Sólo que aún no. De repente decidimos rehacer todo el look. Los hombres necesitan entender que si a uno no le gusta lo que ve en el espejo, nadie más va a gustar. Sólo salimos de casa cuando estamos felices con lo que vemos.

  • Lea: 5 errores no intencionales que toda esposa comete

  • 7. Desistir de un paseo en la última hora

  • Este punto, generalmente, está profundamente relacionado con el punto anterior. Si después de vaciar todo el armario, no encontramos nada "decente" para vestir, puede venir el Papa intentar convencernos de salir de casa, no salimos y listo. Y el punto 2 tiene todo que ver con nuestra desistencia también. Está todo "dentro de la normalidad".

  • 8. No poder resistir a aquel Xis maravilloso

  • Entonces nuestros amados nos invitan para una vuelta. En el camino ellos deciden parar para hacer una boquita. Ellos preguntan si también queremos un Xis, pero rechazamos, pues definitivamente no estamos hambrientos. Entonces, hacen el pedido, que está listo después de media hora.

  • No podemos explicar lo que sucede, pero cuando ese Xis maravilloso llega, surge un deseo incontrolable de dar una mordida. En el principio, sólo queremos un pedacito, pero sin darnos cuenta, acabamos comiendo, comiendo, y allí se fue más de la mitad del Xis del boy.

  • Da a creer que se indignan con eso? ¡No podemos entender por qué!

  • 9. Ser comentaristas en película, juego de fútbol, ​​carreras de fórmula 1, etc

  • La cuestión es que A-DO-RA-MOS opinar. ¡No importa lo que! Nos hacemos expertos en todo: en fútbol, ​​en solucionar crímenes del CSI, en carreras de fórmula 1. ¡No hay manera, es parte de nuestra naturaleza ser así! ¿Cuesta ellos intentar ser un poco comprensivos?

  • 10. Quedarse alrededor de ellos dando pitaco, mientras ellos arreglan o instalan algo

  • "¿No es más abajo?". "Creo que no va a encajar!". "¿No es el hilo rojo?". "¡Cuidado para no perforar el tubo!".

  • Muchachos, ¿por qué nos crees aburridos por hacer eso, si sólo estamos tratando de ayudar? ¡Dos cabezas piensan mejor que una!

  • Nosotros realmente no comprendemos por qué se quedan tan estresados ​​cuando hacemos cosas así. En el caso de las hormonas, de vez en cuando, provocan un corto en nuestros circuitos, pero es algo mínimo ... Ok, reconocemos que ustedes tienen toda la razón de odiar lo que, hacemos !! Pero perdónanos, por favor!

  • Lea: 9 actitudes de los hombres dentro de casa que dejan a la mujer soltando fuego por las ventas