10 Frases comunes que pueden ofender profundamente a su marido y cómo evitarlas
  • Los hombres tienen un instinto protector dentro de ellos, al menos la mayoría de ellos. Este instinto funciona más o menos como nuestro instinto materno, automático! Hacemos cosas sin darnos cuenta, decimos cosas sin pensar, todo en defensa de nuestros hijos.

  • De la misma forma sucede con los hombres, en defensa de su casa hacen cosas sin darse cuenta, simplemente porque se sienten en esa función: ¡Protector de la familia!

  • Podemos muchas veces herir ese "ego" masculino de la protección, tal vez algunas veces sin notar también, usando palabras o frases que lastimar a nuestros cónyuges y disminuir su motivación en cumplir su papel. Ver algunos ejemplos de frases que necesitamos evitar decir a nuestros maridos:

  • 1. "Usted es igual a su padre!"

  • Ciertamente cargamos en nuestras acciones mucho de lo que nos fue enseñado por nuestros padres durante toda nuestra vida. Así como él, usted esposa, también actúa a veces de forma semejante a su madre, pero igualmente a su marido no le gusta que le quede diciéndole que eso o aquello es igual a su madre. Vamos a seguir la regla de oro en nuestras bodas: "Haz a los demás lo que te gustaría que te hiciera", deja de decir eso, simple así.

  • 2. "Mi madre me avisó que lo harías."

  • Su madre le dijo que su marido fallaría, que le haría daño, que iba a hacer cosas que usted detestaría, entre otras cosas comunes de la vida y de la relación a dos. Si aún no ha descubierto, va a percibir que convivir a dos es desafiante y exige mucho más paciencia y amor de lo que usted suponía. Ejerce más ese amor, pruebe que ama, sosteniendo un poco la lengua a veces.

  • 3. "Usted debe elegir ese empleo, no ése!"

  • Especialistas en comportamiento humano recientemente lanzaron una investigación informando que las mujeres maduran a los 30 años, y ya los hombres alcanzan madurez total a los 50 años. Muchas veces eso es visible en nuestras relaciones, pero el hecho de ser más maduras, no nos da el derecho de ser "sargentonas" dictadores de la "razón". Nuestros maridos deben errar para aprender solos los caminos que deben seguir.

  • 4. "También actuaba así con su ex?"

  • Quedarse removiendo o recordando el pasado nunca llevó a nadie a ningún lugar. La utilización de esta frase puede traer a la luz pensamientos y recuerdos muy desagradables vividos en el pasado por su marido, que también podrá empezar a compararla con su ex. 5. "Te avisé que eso suceder, no me oíste."

  • Normalmente en algunas situaciones las mujeres podemos tener un sexto o hasta séptimo sentido agudo de que algo no va bien, sin embargo, cuando los hombres insisten en hacer y acaba dando mal, esa frase "¡Yo avisé!" puede matar totalmente su ego e instinto protector, hacerlo sentirse pésimo, y reducir al polvo su autoestima. 6. "Usted no puede cuidar el derecho de los niños solo."

  • Claro que el papá no cuida tan bien de los niños como la mamá, pero ellos sobreviven bajo su cuidado, y el hecho de que usted no cuida derecho, lo desanima totalmente, lo hace pensar que es un padre inadecuado.

  • 7. "¿Por qué nunca haces lo que pido?"

  • La palabra "nunca" empleada en algunas frases puede traer un significado fuerte y en algunos casos inadecuada. Este "nunca hace lo que pido" está equivocado, puede que haya terminado de satisfacer una petición suya, pero el segundo sea negado. Acepta el no de vez en cuando.

  • 8. "No tienes tiempo para hacer eso."

  • Bueno, lamentablemente, las mujeres tenemos la tendencia a ser controladoras, queremos que todo esté de la manera que planeamos. Pero no vivimos solas más, no podemos tomar todas las decisiones, principalmente aquellas referentes a lo que nuestros maridos harán o dejará de hacer en su tiempo libre que les pertenece.

  • 9. ¿No percibió que el dinero no iba a dar para eso?

  • Los gastos, las cuentas, los gastos, el dinero, así como la vida, son compartidos por ambos, por lo que ambos deben juntos aprender a controlar los gastos, realizar conversaciones familiares sobre cómo administrar mejor las finanzas. Si el dinero no es suficiente, ciertamente no es culpa total sólo del marido.

  • Lea: La importancia del presupuesto familiar

  • 10. ¿Por qué no es como el marido de la vecina?

  • A sus ojos oa sus oídos el marido de la vecina puede parecer ser aquel "maridón" que usted siempre soñó, pero ciertamente muchas fallas y defectos el vecino también tiene. Puede ser que la única diferencia entre usted y la vecina es que ella no menciona los defectos del esposo y sólo las cualidades, pero puede estar seguro, los defectos existen allí también.

  • Tenemos el poder de elevar o bajar nuestros maridos, con apenas pocas palabras, esas palabras pueden cambiar el rumbo de su matrimonio, sobre todo si ustedes ya están enfrentando algún tipo de crisis. Aprenda a controlar, cuente hasta 10 antes de ofender a su cónyuge, cuide del mismo con tantos cuidados como cuida de sus hijos, pues al final él vino antes de ellos. Piense en eso.

  • Lea: 5 maneras en que las mujeres están silenciosamente matando a sus maridos