10 Cosas sorprendentes que suceden después de los 40 en la vida de una mujer
  • 40 años puede ser una edad espeluznante para una mujer de 30, 35. Cuando faltan dos o tres años para los 40, la mujer comienza a conformarse, al final llegar a los 40 es inevitable. Cuando los 40 llegan, en fin, ella se sorprende: "¡No me dolió nada, al contrario, me siento genial!"

  • Tomando algunas cositas desagradables que llegan a los 40 - dos de ellas serán abordadas en los ítems 1 y 2 - esa es una franja etaria de grandes cambios. ¡De grandes cambios!

  • ¿Quieres saber qué cambios son? En el caso de la mujer, la mujer de 20 perdía sonriendo en un mes. La de 40 perderá llorando en 4 meses, gracias a la desaceleración del metabolismo. Además, según este sitio, "ganar peso es absurdamente fácil: comer sólo 100 calorías extras por día provoca entre 9-10 kilos más al final del año."

  • La salida es hacer los ejercicios físicos un compañero inseparable, no sólo para mantener la salud, sino para fortalecer la autoestima.

  • 2 - Espinas a los 40?

  • Esa es la otra sorpresa no deseada. Muchas mujeres que no han tenido espinas en la adolescencia pueden tener en la madurez. Estas espinas están asociadas a las hormonas. Los cambios hormonales y la llegada de la menopausia los hacen aparecer. La mujer de 40, hoy en día, puede ser fácilmente confundida con una de 30. Sólo quien tiene 40 años sabe: definitivamente, no nos sentimos con 40 años!

  • Cuando vemos las fotos de nuestras madres y abuelos a los 40, quedamos impresionadas como ellas parecían tener 40, cosa que no sucede con nosotros.

  • 4 - Inseguridad? ¿Que es eso?

  • Ahí está una cosa maravillosa que sucede a los 40. ¿Sabe esa inseguridad que teníamos a los 20? Ella sube o disminuye significativamente. Y mira que tendríamos mucho más motivos para estar inseguras ahora, ya que el cuerpo ya no es el mismo.

  • Peso, flacidez, varices y otros asuntos sobre los que jamás hablaríamos delante de la mayoría de las niñas a los 20, hablamos con la mayor naturalidad frente a cualquier hombre a los 40.

  • 5 - Ciúme? ¡Qué cosa sin lógica!

  • A los 40 años, descubrimos que los celos son inútiles. No basta con hacer marcaje cerrada, no sirve hacer cara fea para mujeres que miran a nuestros maridos. No sirve de pelear con el marido cuando es acosado por otra mujer. Aprendemos que ese tipo de cosas destruye la relación en vez de sostener la boda. Y si el marido hace la burra de cambiarnos por una de 20, es él quien saldrá perdiendo. No tendremos un pingo de duda sobre eso.

  • 6 - La fe pasa a ser parte esencial de la vida. Muchas personas nutren su fe toda la vida, otras empiezan a despertar espiritualmente en la madurez. Una mujer de 40 se pregunta sobre la vida. Ella no quiere vivir sólo por vivir. Ella quiere hacer buenas elecciones y piensa en las consecuencias eternas de sus acciones.

  • 7 - Calidad y no cantidad

  • La mujer de 40 aprecia por la calidad en varios aspectos. Ella no recoge más pantalones vaqueros, ella quiere ropa de calidad, aunque sean pocas. Ella difícilmente se abstendrá de la comodidad de un calzado en favor de la belleza, pues prefiere sentirse cómodo, que tener mil ojos volcados a sus pies. Y es así con la mayoría de sus elecciones.

  • 8 - Su madre tenía toda razón

  • A los 40 años la mujer dará toda la razón a su madre. Ella también es madre y consigue entender la suya con más perfección. Cuando tiene que lidiar con el mal comportamiento de los hijos, ella llora pensando en las veces que hizo que su madre llorara. Eso todo contribuye a que ella sea esa mujer fuerte, empática y comprensiva que se ha convertido.

  • 9 - Perdonar y pedir perdón son esenciales para su bienestar. La mujer de 40 deja allí cosas bobas que antes le quitaban el sueño. Perdona con más facilidad y pide perdón sin reserva. Ella sabe cómo tales actitudes son importantes para su felicidad. Ella sabe que tener paz es más importante que tener razón.

  • 10 - Ella se siente más atractiva a los 40

  • Parece extraño oír a una mujer decir que se siente más atractiva a los 40 de lo que se sentía antes. Pero eso tiene una explicación. A pesar de los kilos extras, de la flacidez, varices y de todo lo que acompaña a los 40 años, la autoconfianza hace toda la diferencia. Ella ya no tiene esos grillos que tenía a los 20. Y eso se refleja profundamente en la intimidad conyugal.

  • La mujer de 40 conoce sus puntos fuertes y les hace ofuscar sus puntos débiles. Ella no hace juguetes infantiles, pues sabe exactamente lo que quiere. La mujer de 40 sabe cómo coger a su marido de manera, como dejarlo enamorado.

  • A usted, mujer de 40, que aún no está consciente del poder que tiene en las manos: usted no tiene idea de cuánto puede ser atractivo, independientemente de sus características físicas. Usted tiene un bagaje de experiencias, sabe lo que funciona o no funciona en la boda y en la vida. Usted no necesita perder tiempo con juguetes infantiles. Usted ya sabe lo que quiere.

  • ¡Concéntrese en eso y viva! Sea una mujer feliz y satisfecha en su boda. Usted sabe cómo hacer que suceda. Sea una MUJER y no sólo esposa para su marido. Esbanje encanto y feminidad, seduza y se deje seducir por él.

  • Si es soltera o divorciada, jamás descienda del salto. Jamás rebaje tus patrones para agradar a hombre alguno. Busque a un gran hombre, alguien que esté dispuesto a poner una alianza en su dedo.

  • Desafortunadamente hay muchas mujeres que aceptan restos, aceptan posiciones secundarias en la vida de un hombre. Usted puede y merece mucho más que eso. Busque a un hombre de verdad, que sea solo suyo y que no tenga que destruir una familia para quedarse con usted.

  • Una mujer de 40 vale por dos de 20. Eso es cierto! ¡Y muchos hombres lo saben y les gusta!