10 Actividades para madre e hija se acerquen
  • Como madre de 5 lindas chicas sé de la importancia de fortalecer la relación madre e hija. Y nada mejor que el tiempo pasado juntas para que eso suceda.

  • Algunas actividades simples y otras no tanto que ayudan a acercar a la reina de su princesa incluyen:

  • Ir juntas a las compras

  • Las mujeres normalmente les gusta mucho hacer compras, y cuando madre e hija salen a elegir ropa y calzado para ellas, se sienten muy bien y la relación se fortalece. Hablar o simplemente observar los gustos de cada una, comentar sobre las ropas de la vitrina, debatir acerca de moda y tendencias, une madre e hija en complicidad.

  • Salir para comer

  • Desde una casita de helado hasta una comida, salir con la hija para comer fuera es un gran programa. Durante este tiempo ellas pueden conversar sobre sus sentimientos y hechos ordinarios, hablar sobre el futuro y hacer planes y contar sus experiencias cuando están separadas.

  • Manicura

  • Un momento maravilloso que puede convertirse en un ritual semanal, donde madre e hija cuidan de sus uñas. Las madres pueden pintar las uñas de la hija, enseñar los primeros pasos, además de dar consejos preciosos mientras crecen. Pueden aprovechar este momento a dos para conversar y fortalecer el vínculo afectivo.

  • Ir al peluquero

  • A pesar de ser un ambiente donde hay muchas personas y mucha conversación, ir juntas para cuidar con el objetivo de quedar más bonitas hará muy bien. Serán momentos que permanecerán en el recuerdo.

  • Caminata

  • En lugar de la locomoción ser por vehículo, ir andando hará muy bien a las dos. Durante el recorrido podrán conversar bastante, contar experiencias, hablar del futuro además de apreciar las bellezas del recorrido. En la ciudad, campo o playa, siempre habrá algo bello para ser observado y comentado.

  • Parque de diversión

  • Estudios demuestran que actividades que aparentemente son peligrosas como algunos minutos en una montaña rusa, unen a las personas. Los sentimientos de euforia, miedo y posterior alegría compartida a dos fortalece la relación. Y estas aventuras quedarán guardadas para siempre en la memoria.

  • Campamento

  • Para las que son más radicales, acampar será una actividad excelente. Planear, llevar todas las cosas necesarias, estar solas en contacto absoluto con la naturaleza traerá, además de momentos increíbles, una oportunidad de aprendizaje una con la otra. Aprender acerca de la supervivencia, sobre los insectos, flora y fauna, además de otras obligatorias para quien promueve esta aventura fortalecerá la relación madre e hija.

  • Show

  • Tal vez las madres necesitan un poco de paciencia, pero llevar a la hija al show de su banda preferida es muy interesante para la relación de ambas. Y cuando la madre también aprecia la banda u otro artista mejor aún. La complicidad será fortalecida y las memorias serán inestimables.

  • Paseos

  • Hay varios lugares cercanos e interesantes que pueden ser elegidos. Parques verdes, plazas, museos, lugares históricos, bibliotecas, cine, en fin, hay lugares para todos los gustos. Estas horas juntas visitando un lugar que ambas tienen interés será maravilloso.

  • Viajes

  • Programar viajes madre e hija en días de fiesta o de vacaciones es óptimo también. Juntas ellas pueden elegir el lugar y la preparación incluirá mucho diálogo y ansiedad. Aprovechar el tiempo del viaje para conversar y contar confidencias será genial.

  • Hay mucho más que se puede hacer con la hija, lo importante es que ellas estén cerca incluso cuando están separadas, y eso sólo se adquiere con una relación fuerte. Este vínculo será eterno y sano.